Unicaja se queda sin apoyo sindical para la integración

By in
52

Los sindicatos CCOO, UGT y Secar se encuentran en estos momentos esperando que la dirección de Unicaja dé un paso hacia adelante para intentar cerrar al menos unos principios básicos sobre los que desarrollar el pacto laboral de la fusión con Caja España-Duero, toda vez que consideran que en el hipotético caso de que se abra la mesa de negociación antes del sábado sería casi imposible alcanzar un acuerdo “con puntos y comas”, dada la complejidad de la plantilla de las entidades a fusionar.

Sin embargo, esperan que en aras de que la entidad que dirige Braulio Medel pueda conseguir la unanimidad en la asamblea, al menos sí se establezca un acuerdo de bases que fije las garantías económicas y sociales de la plantilla resultante, además de aclarar cómo se llevará a cabo el proceso de reestructuración, tanto en lo que se refiere a oficinas como a plantillas, incluido el más que hipotético plan de prejubilaciones y traslados que estiman que se abrirá de nuevo con la fusión, que exigen sean negociados con los trabajadores.

Según los sindicatos, el pacto laboral alcanzado en el mes de mayo (y que ha inspirado al ratificado en Caja España Duero antes de la fusión) puede servir de punto de partida para el de la fusión. De hecho, confían en que se fijen antes del sábado unos principios básicos que puedan desarrollarse tras la asamblea, ya con la mesa de negociación abierta.

Desde Comfia-CCOO consideran que es “difícil de entender” que la dirección de la entidad ni siquiera haya reunido la mesa a tres días de la asamblea y que la impresión que tienen es que la entidad “no quiere el acuerdo”, aunque quieran dar un voto de confianza porque este tipo de fusiones son muy “sui generis” y pueden estar negociándose hasta la noche anterior, como ocurrió con el intento de unión con CajaSur.

“Acuerdo con puntos y comas, no hay tiempo”, reconocen desde el sindicato Secar, que recuerda que hay otros procesos en los que se ha aprobado la fusión y el plan laboral se ha desarrollado después cuando ha habido un documento de bases sobre la mesa.

Para Secar, es “extraño” que teniendo un acuerdo laboral pactado cuando se abordó la creación del banco y que es viable, con el que incluso la plantilla de Caja España Duero está en consonancia, no sirva de base para abordar esta fusión.

Desde UGT, los más prudentes ante la fusión, insisten en la necesidad de abrir una vía de negociación que afecta a 9.000 trabajadores con el objetivo de conocer cuál será el proceso de reestructuración, los ajustes necesarios y la máxima homologación posible entre ambas cajas

 

54321
(0 votes. Average 0 of 5)