Unicaja insiste en los recortes salariales sin justificarlos

By in ,
31

 
Carmen del Toro 08/01/2013 00:07
Unicaja sigue en sus treces con su intención de reducir un 20% el coste salarial de la entidad reduciendo plantilla y sueldos, pero no ha aclarado a los sindicatos en la reunión de la mesa laboral del pasado 3 de enero ninguna de las medidas que pretende aplicar, más allá de adelantar que serían 51 millones al año los que conseguiría de ahorro.
Los sindicatos, que de entrada rechazan la propuesta de la dirección, esperan que en la próxima reunión, que calculan será en 15 ó 20 días, la entidad aporte un borrador con las baterías de medidas a partir de las que negociar.
Las expectativas creadas alrededor de esta primera reunión de la mesa laboral tras el anuncio de la entidad de que reduciría el 20% de los costes mediante la bajada de sueldos y plantillas se vieron frustradas este jueves por la ausencia de concreción de Unicaja. La reunión, según Secar, más que una mesa de negociación laboral, “fue un seminario de la situación financiera, al estilo de los antiguos cursillos de cristiandad, como si no supiéramos cómo estamos”, en la que parecía que les estaban convenciendo a los representantes de los trabajadores de que debían “asumir” ese recorte cuando los sindicatos consideran que “no ha lugar” y tampoco es coherente en una entidad que está en el grupo 0, que ha superado los test de estrés y el informe de Oliver Wyman, que no tiene necesidades de capital y, sobre todo, que ha seguido obteniendo beneficios.
“Nos hablaron de coeficiente de eficiencia y rentabilidad media de los empleados pero sin ofrecer datos”, insiste Sebastián Toret, secretario general de Secar, sindicato que lleva solicitando a la dirección desde que conoció la intención de la entidad los informes objetivos que justifiquen que ese recorte del 20% de los costes laborales lo tengan que soportar, una vez más, la plantilla a través de reducción de salarios y número de empleados.
Prejubilaciones
 
Como planteaba CCOO, Secar también considera que antes de hablar de recorte salarial y de plantilla habría que hablar de otras medidas menos traumáticas como un plan de jubilaciones pero “decente”, insiste Toret, ya que existen en la entidad más de 500 trabajadores que poseen más de 55 años. “La entidad tendría que asumir esas prejubilaciones pero también se ahorraría un buen porcentaje en salarios y cotizaciones”, recuerda.
También pretenden poner sobre la mesa la remodelación del equipo directivo. “Si hay que hacer una remodelación del organigrama, habría que mirar los cuadros intermedios y ver dónde se puede ahorrar”, detalla Toret, quien recuerda que se pueden eliminar algunas direcciones territoriales o de área, además de avanzar en la profesionalización del perfil del equipo directivo y reducir “algunos sueldos”.
Como ejemplo, el propio presidente de la entidad, Braulio Medel, cobra 600.000 euros al año, posee una indemnización por cese de 1,2 millones de euros y cuenta con otras remuneraciones por representación, como la que ostenta en Iberdrola, por la que en 2011 percibió 253.000 euros en retribuciones fijas, más 44.000 euros por asistencias a comisiones y reuniones, según reflejan las propias cuentas de la eléctrica.
Además, Secar recuerda que si Unicaja Banco ya no tiene obligación de mantener la Obra Social, “habrá que ver cuál es el presupuesto y ver si la asume la Administración, la Junta o los ayuntamientos, pero nosotros no tenemos la culpa”.
El fracaso de Ceiss
La propuesta de reducción de costes laborales de Unicaja viene precedida por el fracaso de la entidad, tras casi dos años de dilaciones en unas negociaciones a todas luces infructuosas, en su proceso de integración con Caja España-Duero (Ceiss), que incluía un acuerdo laboral conjunto para toda la plantilla si éste se llevaba a cabo.
Los sindicatos sabían que esa fusión incluía fuertes recortes en Ceiss y algunas medidas menos traumáticas en Unicaja, aunque nunca se llegó a concretar nada a expensas de las negociaciones. “Ahora la empresa ha decidido llevar a cabo los recortes en Unicaja Banco y eso nos sorprende”, apunta Sebastián Toret, dada la solvencia y la eficiencia de una de las ocho entidades españolas que están en el Grupo 0 y que nunca han tenido amenaza de intervención.
Además, Secar recuerda que mientras se ha estado “perdiendo el tiempo” con una fusión que no ha llegado a buen puerto, la presión sobre la plantilla, especialmente en los niveles de negocio, ha continuado e incluso “cada día se ha acentuado”.
Los sindicatos de Ceiss protestan ante la amenaza de 1.500 despidos
Los cuatro sindicatos con representación en Caja España-Caja Duero, la Confederación de Sindicatos Independientes de Cajas de Ahorros (Csica), Unión de Empleados de Ahorros (UEA), CCOO y UGT iniciarán movilizaciones este mismo mes de enero para protestar contra los 1.500 despidos que pretende ejecutar la entidad con el cierre de 263 oficinas (93 en Castilla y León).
Los sindicatos se reunieron el pasado jueves en Valladolid, donde han acordado el inicio de estas medidas de presión ante las que han mostrado una «unidad total», según ha explicado el secretario de Csica-Ceiss y vicepresidente de Csica estatal, Luis Rodríguez, quien ha asegurado que no están dispuestos a aceptar estos despidos.
Además de otras medidas de «presión», los sindicatos pretenden informar a sus compañeros «fiel y puntualmente» de todo lo que se enteren sobre este proceso.
Asimismo, las movilizaciones, que se iniciarán «ya», consistirán en concentraciones de delegados ante la sede de la entidad para protestar por este proceso de reestructuración, por lo que también se concentrarán en provincias representativas para Caja España-Duero como León y Salamanca.
Rodríguez ha explicado que pretenden recordar a los directivos y miembros del Consejo de Administración que ellos son quienes les han llevado a esta situación y que no serán los mismos «los jueces de la escabechina que hay que hacer».
De esta forma, se barajan todo tipo de movilizaciones que irán «in crescendo» y que se materializarán en asambleas de trabajadores, manifestaciones, paros parciales y, si llegara el caso, una huelga general.
En la misma línea se ha expresado el secretario general de UEA, Eduardo Rodríguez, quien ha añadido que se trata de ponerse en marcha y «moverse» con estas movilizaciones, aún por concretar a la espera de los permisos necesarios para llevarlas a cabo.
Recapitalización
El Banco Ceiss de Caja España-Duero ha hecho pública su intención de cerrar alrededor de 260 oficinas y reducir su plantilla en 1.500 personas en el plazo de dos años, dentro de su Plan de Capitalización y Reestructuración presentado a requerimiento de las autoridades europeas al estar encuadrado en el denominado Grupo 2. La entidad explica que “analizará todas las fórmulas y alternativas para que el impacto de estas decisiones en la plantilla sea el menor posible”. La unión de las cajas con sede en León y Salamanca, que ya recortaron 846 puestos de trabajo mediante prejubilaciones y bajas incentivadas cuando se produjo su integración, tiene en la actualidad unos 4.700 trabajadores, con lo que los despidos y posibles prejubilaciones afectarán a cerca del 32% del total.
Al margen de esperar los resultados de la ‘due dilligence’ que determinará e, porcentaje de participación del FROB en el capital del Ceiss y el tratamiento de participaciones preferentes y obligaciones subordinadas, el Banco Ceiss deberá concentra su actuación, principalmente, en el territorio histórico (Castilla y León, Extremadura y Madrid), y focalizará su negocio en los segmentos de particulares y pymes. La entidad procederá a la desinversión ordenada en su cartera de empresas participadas y a la reducción de su balance alrededor del 30% a finales de 2017.
Noticia extraída de http://andaluciainformacion.es/andalucia/271965/unicaja-insiste-en-los-recortes-salariales-sin-justificarlos/
 

54321
(0 votes. Average 0 of 5)