Unicaja baraja eliminar la marca Caja España-Duero antes de su salida a Bolsa en 2016

By in ,
57

La denominación de la entidad regional viene de la década de los noventa, con la fusión en la que se incluyó a Caja Zamora
DIEGO G. TABACO 08.10.2014
La historia de Caja España y Caja Duero, fusionadas desde hace años para dar origen a Banco Ceiss, podría tener los días contados. La entidad malagueña Unicaja, que dirige el timón de la entidad regional desde hace meses, baraja eliminar las marcas comerciales de las cajas antes de su salida a bolsa, prevista, como muy tarde, para el año 2016.
El cambio de logotipo en las sucursales de las dos cajas de ahorro supondría la efectiva eliminación de lo que queda de la entidad, según confirman fuentes financieras. La marca Caja España viene de principios de la década de los noventa, y fue la denominación escogida en el proceso de fusión de Caja Zamora con otras cuatro entidades de la región -Caja León, dos entidades de Valladolid y una más de Palencia-. Desde sus inicios el toro ha sido el logotipo identificativo de unas oficinas que dentro de unos meses podrían estar «decoradas» del verde corporativo de Unicaja. Caja Duero, por su parte, es una marca que nace en 1991 para unir a las cajas de Salamanca y Soria.
Tras la fusión de ambas entidades el negocio financiero quedó segregado a Banco Ceiss, posteriormente «rescatado» con ayudas públicas millonarias y finalmente comprado por Unicaja, que lo ha convertido en una entidad filial.
Los responsables de la entidad malagueña quieren aprovechar aun durante unos meses más la marca Caja España-Duero, según han confirmado fuentes del sector, algo que se haría por las «sinergías positivas» que la entidad regional aun tiene entre sus clientes. Sin embargo, a nadie se le escapa que la marca Caja España-Duero ha salido muy mal parada de lo sucedido en los últimos años, situación debida fundamentalmente a la mala gestión y al escándalo producido por algunas maniobras fraudulentas como la venta de preferentes a clientes minoristas sin conocimientos financieros. A esto hay que añadir una palpable pérdida de confianza y la salida de depósitos que han ido a parar a la banca «sana».
Existen personas de relevancia en el entorno de Banco Ceiss que hablan ya abiertamente del cambio de marca, algo que según el portal web vozpopuli.com impulsaría la nueva política comercial iniciada en las cajas regionales después de la compra por parte de Unicaja. Uno de los cargos de Ceiss que ya ha deslizado esta idea es Carlos Ranera, nuevo director de banca comercial de Ceiss, fichado del Santander.
Fuente: http://owl.li/CqGQH

54321
(0 votes. Average 0 of 5)