Unicaja aprobará hoy la compra como filial en Castilla y León de Banco CEISS

By in ,
34

El consejo de Banco Caja España-Duero dio ayer el visto bueno final a la reducción de tamaño impuesta por Bruselas
21.03.14 JULIO G. CALZADA | VALLADOLID.
Los cinco miembros del consejo de administración del Banco Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (CEISS) presidido por Evaristo del Canto se reunió a las 16.30 horas de ayer y dedicó casi tres horas y media a la aprobación de una de las últimas decisiones que le competerán a este órgano de gobierno de la entidad que heredó los negocios financieros de las antiguas Caja España y Caja Duero. Varias horas para decidir el último, o al menos uno de los últimos actos que esta entidad tomará como ente independiente.
El consejo aprobó ayer las últimas imposiciones de reducción de tamaño y de actividad impuestas por la Comisión Europea para que pueda aceptar las ayudas públicas que mejoran su solvencia para facilitar su adquisición por parte de Unicaja Banco, que preside Braulio Medel. Terminado el consejo, los cinco integrantes abandonaron la reunión sin informar públicamente del contenido de la misma ni de sus conclusiones. Fueron otras fuentes cercanas a la entidad las que confirmaron que durante el encuentro se aceptaron todas las condiciones de la Comisión Europea y del Banco de España para que la entidad se convierta en la filial en Castilla y León de Unicaja Banco con condicionamientos que la convertirán en filial de la entidad malagueña como banco de ámbito regional.
El consejo de administracion de Unicaja se reunirá en la mañana de hoy en Málaga para ratificar los acuerdos de adquisición, que han sido suavizados y promovidos tanto por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como por el propio Banco de España y también por la Comisión Europea, instituciones todas que han demostrado, defendido y coadyuvado que Unicaja Banco se haga cargo de CEISS, mejore su solvencia y permita la continuidad de un negocio imposible de mantener por si solo sin necesidad de nacionalizarlo. Según las fuentes consultadas, el de ayer fue un consejo en el que se aprobó todo lo previsto, pero se prefirió no informar.
Apoyo del FROB
En realidad, la único pendiente ayer era la aceptación final de las condiciones aprobadas el 28 de enero último, cuando la entidad aceptó una reducción de su balance en un 15% adicional y una disminución adicional de su plantilla en 175 personas en el periodo 2015-2016 a cambio de recibir hasta otros 241 millones de euros que el FROB destinará a cubrir los riesgos por litigiosidad de los preferentistas que no han aceptado el canje de bonos de Unicaja (y que se suman a otros 160 millones previstos para compensar a clientes que sí aceptaron el canje).
Las operaciones finales para la conversión de Banco CEISS en filial de Unicaja tendrán lugar así antes del fin de semana y en los días previos a que se cumpla la fecha máxima anunciada por la antigua caja malagueña para concluir la compra, el 31 de marzo, si bien el martes la entidad que preside Medel ya indicó que renunciaba a esa condición.
Ajustes de tamaño
Cabe recordar que estas reuniones se producirán una semana después de que Bruselas autorizara las condiciones finales para cerrar la compra de Ceiss por Unicaja. El día 12, un día después de que la comisión ejecutiva del Banco de España aprobara las últimas exigencias de Unicaja al plan de resolución de Ceiss y así cerrar la absorción, la Comisión Europea dio su aval definitivo a las nuevas condiciones planteadas en enero por el banco malagueño a través de las autoridades españolas. Tales condiciones se refieren a ajustes de tamaño y de negocio de su filial en Castilla y León y a la ampliación de la cobertura desde el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ante eventuales riesgos derivados de las reclamaciones de antiguos preferentistas. Si para el regulador español, los nuevos términos acordados y admitidos para salvar el Banco de Caja España Duero suponen «un cuantioso ahorro de recursos públicos», por parte de la oficina del comisario europeo de Competencia y vicepresidente de la Comisión, el español Joaquín Almunia, se destacaba en un comunicado que el plan modificado «es conforme con la normativa de la Unión Europea en materia de ayudas estatales».
La Comisión Europea considera que «la integración en Unicaja Banco, banco minorista español que no recibió ayudas estatales durante la crisis financiera, garantizará que Banco Ceiss se convierta a largo plazo en un banco minorista viable». De esta forma, el comisario Almunia declaró que «la adquisición de CEISS por Unicaja garantizará su viabilidad a largo plazo, lo que constituye un objetivo básico en nuestra política de ayudas estatales».
«Largo pero positivo»
Por otra parte, la Junta de Castilla y León calificó ayer de «positiva y buena noticia» para los ciudadanos y para la comunidad autónoma en general la culminación del proceso de absorción de CEISS por Unicaja, operación a punto de materializarse con el visto bueno de la Comisión europea. «Culmina un proceso largo pero positivo», afirmó ayer el consejero de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo regional, José Antonio de Santiago-Juárez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.
El consejero de Economía y Empleo de Castilla y León, Tomás Villanueva, destacó por su parte que una vez culminada la fase de autorizaciones los pasos siguientes se deben esperar «con absoluta normalidad». Villanueva remarcó que el proceso está cerrado a falta de los pasos jurídicos y mercantiles que se darán estos días con las reuniones previstas por parte de los órganos de dirección de ambas entidades.
El titular de Economía destacó que lo importante es la creación de un grupo bancario bien posicionado y además solvente y reiteró su deseo de que «implemente la financiación» para la economía de la comunidad. Villanueva hizo también especial hincapié sobre las bondades de la culminación del proceso para el grupo de profesionales que integran la plantilla de la entidad castellana y leonesa, que «necesitaban claridad respecto al futuro del grupo» y ahora podrán trabajar con «más tranquilidad y estabilidad». Asimismo, indicó que ahora la entidad resultante debe tener «buenos resultados y ganar los mercados a través de la oferta de productos financieros competitivos».
En la nueva etapa bajo control de Unicaja, las actividades de financiación de CEISS sólo podrán dirigirse a una clientela minorista y a atender las necesidades de las pymes. Un terreno que le estará expresamente vedado a la entidad castellana según el plan aprobado por Bruselas para su adquisición por Unicaja es el crédito a promotores inmobiliarios y asimismo tendrá limitado su acceso a actividades financieras en mercados mayoristas.
Fuente: http://owl.li/uOznv

54321
(0 votes. Average 0 of 5)