Unicaja anuncia el cierre inmediato de la Residencia Marymar de Benalmádena

By in
66

 

La residencia está situada justo en la playa. | ELMUNDO.es

Según informaron a EL MUNDO de Málaga desde la entidad, la instalación cierra «por la seguridad de los propios residentes, ya que se trata de un edificio que necesita obras». Unicaja añadió que la residencia, que fue construida en los años sesenta, está siendo objeto de un estudio sobre la situación del edificio que servirá para decidir el futuro del mismo.

Por este motivo, Unicaja declaró que hoy por hoy «no hay decisión sobre el futuro del centro, es pronto para hablar de ello». Así, y después de recalcar que «de momento el edificio se cierra», la entidad no especifica plazos de ejecución de las obras ni posibles usos futuros.

Frente a esta situación se encuentra el rechazo de los afectados –62 residentes según Unicaja, familiares y personal–, que han unido sus fuerzas para pedir explicaciones a la entidad y una solución para los inquilinos. De hecho, han convocado una concentración frente a las puertas de la residencia Marymar el próximo 3 de mayo.

La abogada de los afectados, Silvia Arena, afirmó ayer que desde la entidad «no proponen nada». Así, añadió que ha mantenido una única conversación con Felipe Faraguna, director corporativo de Obra Social de Unicaja, en la que la única solución que propone es la de trasladar a los residentes a otras residencias pertenecientes a la Obra Social de Unicaja. Una oferta que no ha sido bien recibida entre los familiares de los residentes, ya que las dos opciones son las residencias de Marmolejo y Ronda.

La propuesta de los afectados es que puedan quedarse en Benalmádena para «no alejarlos de sus familia»», aseguró Arena. Sin embargo, las residencias de la localidad son más caras que Marymar, por lo que la abogada ha solicitado que Unicaja se haga cargo de la diferencia.

Otro de los problemas destacados por la letrada es que la residencia de Marmolejo no se hace cargo de personas que necesiten asistencia –unas 40–. Además, añadió que en la actualidad, en la residencia de Ronda quedan «únicamente cinco plazas».

«Me veo a final de mayo con unas 30 personas sin sitio en el que vivir», lamentó Arena. No obstante, aseguró que desde la entidad le han dicho que habrá que «negociar» estas reubicaciones.

Así las cosas, la entidad financiera aseveró que «ya se está en ello». Las citadas fuentes aseguraron: «Estamos hablando con cada familia para facilitar que los traslados se hagan de forma adecuada», al tiempo que insistieron en que «nadie se va a quedar en la calle».

Por su parte, la abogada de los afectados, que afirmó que éstos cuentan con el apoyo del alcalde y de los partidos de la oposición, insistió en que, de esta forma, Unicaja «está incumpliendo el contrato que tiene con los residentes, que es indefinido», especificó. De este modo, Arena explicó que la única vía judicial posible para resolver el conflicto sería una demanda por incumplimiento de contrato, que iría por vía civil y tardaría varios meses. «Sería solicitar una indemnización económica, pero eso no resolvería el problema», sentenció.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)