Unicaja agota el plazo de su oferta por CEISS sin detallar el futuro de la operación

By in ,
48

Algo más del 60% de los accionistas y bonistas han aceptado el canje frente al 75% exigido en principio, pero la malagueña seguiría adelante si el Banco de España la blinda frente a reclamaciones judiciales
El FROB ha reiterado que no contempla otra solución para la entidad que Unicaja
21.01.14 – 01:25 – J. V. ASTORGA / NURIA TRIGUERO | MÁLAGA.
Una vez más, el día supuestamente decisivo para despejar la compra de CEISS por Unicaja acabó sin un sí o un no. La entidad presidida por Braulio Medel, fiel a su estilo de dilatar los tiempos hasta el límite, dejó ayer expirar el plazo de su oferta por la antigua Caja España-Duero sin concretar cuál va a ser el futuro de la operación. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria calcula que su propuesta de canje ha cosechado algo más de un 60% de adhesiones entre los accionistas y los bonistas de CEISS, mientras que fuentes de esta entidad lo elevan al 66%.
Este porcentaje es una media entre dos grados de aceptación muy dispares. El de los accionistas, que son los inversores institucionales y fondos de inversión, que concentran 450 millones del capital de CEISS, se eleva por encima del 97%, según comunicó Unicaja hace unos días. Pero el de los más de 33.000 particulares (antiguos preferentistas, ahora bonistas) que tienen sus ahorros atrapados en la entidad castellana no ha alcanzado el 50%, según se calcula. Y ellos representan, con 900 millones, la mayor parte del capital.
En cualquier caso, parece seguro que Unicaja no ha alcanzado el 75% de aceptación que se marcó en un principio como condición ‘sine qua non’ para la compra. Pero como posteriormente la entidad malagueña se otorgó la potestad de seguir con la operación aunque no alcanzara ese umbral, aún estaría en disposición de hacerse con CEISS. De hecho, fuentes consultadas apuntan a que está dispuesta a materializar por fin su absorción si el Gobierno, a través del FROB, concreta el blindaje que le prometió frente a reclamaciones judiciales de preferentistas que puedan mermar el capital del banco castellano. Hay que recordar que el organismo estatal se comprometió a «llevar a cabo todas las actuaciones que sean necesarias» para que CEISS no caiga por debajo de 1.250 millones de euros de capital regulatorio. En los últimos días, y ante las dudas surgidas acerca de la operación, el FROB ha reiterado que no contempla otra solución para dicha entidad que Unicaja.
En esas negociaciones están inmersos los responsables de Unicaja estos días. Además, fuentes oficiales de la entidad explicaban ayer que antes de comunicar a la CNMV cuál ha sido el grado exacto de aceptación de su propuesta de canje deben «verificar todas las firmas, comprobar si hay correspondencia con los contratos de adquisición de los títulos de CEISS y resolver las incidencias que se puedan haber producido». Un trámite que puede durar «algunos días», según las mismas fuentes, insistiendo en la complejidad del proceso de adhesión de los ahorradores particulares a la oferta, que incluye la firma de los documentos ante notario.
Una vez esté claro cuál es el grado de aceptación de la oferta y cómo se concreta el blindaje comprometido por el FROB -diversos medios hablaban ayer de una aportación extra de 200 millones de euros-, Unicaja celebrará un consejo de administración para concretar el desenlace de la operación. En el entorno del Banco de España se da por hecho que el proceso se cerrará antes de final de mes.
La clave, los preferentistas
Los preferentistas han representado el último gran escollo para la compra de CEISS. Desde que Unicaja lanzó su oferta de canje, las diferentes plataformas que los representan se mostraron muy beligerantes, ya que suponía una quita añadida a la que ya sufrieron por parte del Banco de España cuando intervino la entidad y además les exigía la renuncia a reclamaciones judiciales.
En vista de la escasa respuesta de preferentistas en los primeros días de la oferta, el FROB anunció a finales de octubre la creación de un mecanismo de arbitraje similar al aplicado en Bankia o Novagalicia para los ahorradores que dijeran sí a Unicaja. El Estado prometía compensar la merma sufrida en sus ahorros si una autoridad independiente determina que cumplen con un perfil de ahorrador (y no de inversor) y que hubo mala praxis en la comercialización de las preferentes. A ese mecanismo de compensación se ha sumado otro promovido por la propia Unicaja, que está dirigido a los preferentistas que no puedan acogerse al mencionado arbitraje del FROB. A éstos se les garantizará la recuperación del 75% de lo invertido sumando a los bonos de Unicaja una cantidad en efectivo. Unas concesiones consideradas insuficientes por las asociaciones de afectados por las preferentes, que siguen recomendando la vía judicial para recuperar el dinero invertido.
Fuente: http://owl.li/sMZVu

54321
(0 votes. Average 0 of 5)