UGT mandó comprar sedes del PSOE para justificar las ayudas de la Junta de Andalucía

By in
67

Las uniones provinciales debían instalar aulas en las Casas del Pueblo socialistas
MANUEL Mª BECERRO SILVIA MORENOSevilla Actualizado: 28/01/2014 12:34 horas
La colaboración del PSOE en el presunto desvío de fondos públicos por parte de UGT presenta más evidencias. Una prueba definitiva es que la dirección del sindicato instruyó expresamente hace ocho años a las uniones provinciales para que «compraran» sedes del PSOE o Casas del Pueblo socialistas, con el único objetivo de poder justificar ante la Junta de Andalucía los cursos de formación para parados, financiados con ayudas tanto de la Administración autonómica como del Fondo Social Europeo.
Así consta en el acta de la reunión celebrada el 9 de febrero de 2006 por parte de la dirección ugetista con los ocho secretarios de administración de las uniones provinciales. En el documento, y dentro del apartado «justificaciones», se recoge la propuesta del ex secretario de Administración de UGT-A Federico Fresneda, para que las uniones «compren Casas del Pueblo» en la búsqueda de «soluciones para lo que no se pueda justificar».
Hay que contextualizar cuál es el problema con el que se estaban dando de bruces los responsables de la contabilidad de UGT-A: en la reunión de 2006 se abordaron las dificultades para «meter» gastos corrientes del sindicato, como por ejemplo el consumo eléctrico, en las justificaciones ante la Junta de Andalucía de programas como el Forman, de formación ocupacional.
«Con los cursos de Sevilla hay un problema y es que todos se hacen en la Avenida de la Raza [donde se ubican las instalaciones del Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES) de UGT-A] y habría que intentar sacarlos de ahí», recoge el acta citando a Fresneda, el ex contable del sindicato.
Es decir, que el problema a la hora de justificar la formación paradójicamente era impartir todos los cursos en las naves propiedad de UGT, porque ese hecho dificultaba los manejos con las ayudas. Por eso, se ideó que las uniones provinciales del sindicato -que no eran las receptoras directas de las subvenciones para los cursos de formación- compraran Casas del Pueblo del PSOE y su conversión en aulas para formar a parados, algo de lo que también se beneficiaban los socialistas.
‘No hay nada, cero’
Pese a estos vínculos, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, negó ayer que su partido se haya financiado con las subvenciones otorgadas al sindicato por la Junta para hacer cursos de formación, a pesar de que algunos se han impartido en las Casas del Pueblo que socialistas y ugetistas comparten en numerosos municipios andaluces.
«No busquen nada de financiación irregular en el PSOE porque no existe. No hay nada, cero», subrayó Cornejo, quien salió de esta forma al paso de la información de este diario que detalla las dos vías de financiación de las que se habría beneficiado indirectamente el partido que dirige Susana Díaz.
Por un lado, están las subvenciones otorgadas por la Administración con cargo a la formación para el empleo, parte de las cuales se destinan a la adecuación de aulas para impartir los cursillos, lo que incluso permitía rehabilitar parcialmente Casas del Pueblo.
Por otro lado, ese aulario posibilitaba el endose parcial o total de gastos corrientes de las sedes socialistas a las subvenciones. Y es que, como denunciaron los trabajadores despedidos por el sindicato ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), UGT cargaba sistemáticamente a las ayudas públicas los costes derivados del funcionamiento de sus sedes.
Fuente: http://owl.li/t1xhX

54321
(0 votes. Average 0 of 5)