UGT-A cargó a dos ayudas de formación 460.000 euros en propaganda y regalos

By in
74

El sindicato coló material de elecciones sindicales y obsequios a ponentes
A. Muriel / F. Martí.
Sevilla- Las partidas de publicidad de los planes de formación de la Junta que ha gestionado el sindicato UGT-A se convirtieron en un cajón de sastre donde cabía casi todo. Prueba de ello es la compra en 2008, con cargo a esta jugosa fuente de financiación, de casi medio millón de euros en regalos y «merchandising», como prueba documentación en poder de LA RAZÓN. Concretamente, UGT cargó al menos 457.751,5 euros en regalos a dos facturas ascendentes a 472.437 euros emitidas por Publicar D&M, uno de los proveedores habituales del sindicato.
La empresa proveedora, la misma que surtió a UGT los 700 maletines falsificados en Asia de los que informó «El Mundo», no especifica en las facturas de qué material específico se trata, sino que usa, siguiendo un «modus operandi» repetido, un título pantalla genérico. En este caso, son dos facturas correlativas (2803011 y 2803012), fechadas el 3 y el 25 de marzo de 2008, que aluden a «material de publicidad del Plan Sectorial» y «material de publicidad del Plan Intersectorial». Dos programas de formación profesional continua que UGT impartió en colaboración con el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y que están cofinanciados por la Unión Europea.
En la documentación justificativa de cada una de las dos subvenciones remitidas por UGT a la Consejería de Empleo tampoco se explicita qué ha comprado UGT con este dinero. La Junta tampoco preguntó. La factura de 383.102,32 euros (377.738,89 euros aplicando un rápel del 15 por ciento) es un asiento contable más de los varios centenares que conforman una subvención de 8,9 millones concedida por la Junta en el marco del plan intersectorial de formación conveniado con UGT en 2006. Igual ocurre con la factura de 89.334,68 euros (88.084 aplicado el descuento), otro asiento contable más de una ayuda de 2,9 millones de euros del plan sectorial 2006 de formación, que aparece bajo el nada concreto epígrafe de «material fungible y publicidad», como ha podido comprobar LA RAZÓN.
Sin embargo, un intercambio de correos electrónicos del sindicato con la empresa proveedora Publicar D&M y otra documentación interna consultada prueban que se trataba realmente de obsequios que recibieron ponentes que participaron en jornadas organizadas por UGT, «merchandising» para elecciones sindicales repartido entre las ocho provincias y 25.000 carteras y bolígrafos que sí estaban enmarcados dentro del plan intersectorial. Las carteras se elevaron a 316.794,90 euros y los bolígrafos Roller a 34.263,50 euros. De rondón, la UGT cargó también a las dos facturas mencionadas de publicidad del plan sectorial e intersectorial de formación 34.348,30 euros para regalos a ponentes y otros 72.344,79 euros para propaganda de elecciones sindicales.
De las carteras y los bolígrafos del plan intersectorial se encargó la Secretaría de Empleo de UGT-A. El resto (regalos a ponentes y propaganda –es el término que usa UGT en uno de los documentos–) corrió a cargo de la Secretaría de Organización, de la que era responsable en ese momento Francisco Fernández Sevilla. Fernández Sevilla sucedió a Manuel Pastrana como secretario general y tuvo que dimitir a finales de noviembre acorralado por el escándalo de las facturas del sindicato.
Siguiendo la forma de actuar habitual, la empresa Publicar D&M, con sede en Madrid, descontó un rápel al sindicato. En este caso un rápel doble: del 15 y del 2 por ciento. El cobro de rápeles está en el punto de mira como posible vía de financiación irregular de la UGT al tratarse de partidas finalistas de la Junta.
Toda esta documentación puede que esté ya en manos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. El plan sectorial e intersectorial 2006 forman parte de la información enviada por UGT al archivo central de Córdoba, en la sede de la Fundación para el Desarrollo de los Pueblos de Andalucía (Fudepa) y que revisó la UCO. Los traslados de documentos a la capital cordobesa son periódicos, una vez que se llena el archivo principal de la sede regional de UGT de Sevilla, al que los empleados llaman «el palomar».
Concretamente, estos dos planes, según una relación de envío consultada por el este periódico, forma parte del bloque «carpetas azules 2007», «caja 6». Tienen los códigos 711/2007 (Intersectorial 2006) y 712/2007 (Sectorial 2006), los mismos códigos estampados a mano en las dos facturas fraudulentas de casi medio millón de euros.
Casi medio millón de eurosbajo facturas «pantalla»
Tanto en las facturas como en los asientos contables de la justificación remitidos a la Consejería del ramo, UGT-A evita detallar de qué compras concretas se trata. Utilizó a menudo una suerte de concepto «pantalla», un título genérico, como puede apreciarse claramente en las dos facturas a la derecha. No consta que la Junta de Andalucía le instara a concretar los desembolsos. De haber sido así, el escándalo se hubiera puesto al descubierto.
Fuente: http://ow.ly/sl4ZA

54321
(0 votes. Average 0 of 5)