Temor en Frob, Ceiss y Unicaja ante la baja respuesta de los preferentistas

By in ,
64

El objetivo necesario de alcanzar el canje en el 75% de los afectados parece imposible de lograr / Un equipo de mil personas intenta convencer a los afectados
J.C. 09/12/2013
«Nacionalizar Ceiss sería un marrón». Lo aseguran los expertos financieros ante el temor, a estas alturas ya evidente, de que el Banco de España se encuentre en apenas diez días en una situación límite.
Efectivamente la posibilidad de que el Banco Ceiss (Caja España de Inversiones Salamanca y Soria) tenga que ser nacionalizado es real y dar ese paso es un «marrón» de dimensiones siderales.
La preocupación no es única en el Banco de España, también es compartida por el propio Banco Ceiss y por Unicaja, que después de casi tres años de negociaciones observan cómo a estas alturas la operación se ha atragantado con una ‘espina’ imposible de salvar: los preferentistas.
El ‘necesario’ 75%
Para que la operación siga adelante es indispensable que el 75% de los preferentistas de el ‘sí’ al canje de preferentes por acciones propuesto por Unicaja.
Y la fecha límite marcada inicialmente era el día 20 del mes de diciembre. No hay cifras oficiales, pero a estas alturas y de forma extraoficial los preferentistas creen que el canje apenas ha llegado «a menos del diez por ciento».
Llegar al 75%, según los afectados, es «imposible». Si no hay acuerdo con los preferentistas el único camino que quedaría a estas alturas es la nacionalización de Ceiss. Y ahí está el «marrón». Si el Banco de España nacionaliza Ceiss las autoridades europeas volverían a mirar con lupa al sistema financiero español, sumido en una nueva crisis.
800 millones
Y la segunda parte aún es más comprometida. Si se nacionaliza Ceiss la entidad precisa de 800 millones de euros ‘extra’ en ayudas (además implicaría tener que subastar la entidad o liquidarla y la liquidación ascendería a 7.700 millones), mientras que la opeación con Unicaja sólo conllevará un ‘gasto’ de 200 millones de euros para salvar el problema de las preferentes.
El Banco de España no descarta por un lado ampliar los plazos hasta conseguir ‘convencer’ a los preferentistas de Ceiss, y por el otro plantear una nueva oferta a los preferentistas, más atractica, con el fin de evitar una ‘dolorosa’ nacionalización.
De momento todas las partes dan por sentado que Unicaja ampliará (puede hacerlo legalmente) el plazo del día 20 cuatro semanas más.
Un equipo de mil personas
En ese tiempo Ceiss ampliará su información a los preferentistas en busca de alcanzar ese necesario 75%. A fecha de hoy todos los actores inmersos en el proceso pretenden dar la máxima celeridad al proceso.
Para ello, se ha conformado un equipo en el entorno de mil personas en el que participa personal del propio FROB, Ceiss y la auditora PricewaterhouseCoopers (PwC), que ejerce de consultor independiente para filtrar a los afectados que cumplen con los requisitos para recuperar su inversión.
«Un marrón»
Este grupo ya ha comenzado a informar a los 35.000 afectados de los productos híbridos con el fin de que vean las bondades de la oferta y se inclinen por aceptarla. En el mejor escenario Ceiss y Unicaja aspiran a que 30.000 de las 35.000 preferentistas acepten la oferta.
Mientras en las asociaciones de afectados la cifra es totalmente opuesta: serán, según éstos, 30.000 los que ‘no’ aceptarán la oferta del Frob y de Unicaja. Y si fuera así, efectivamente, el caso sería «un marrón».
Fuente: http://ow.ly/rEEJs

54321
(0 votes. Average 0 of 5)