¿SISTEMA de INCENTIVOS?

By in
38

El sistema de “incentivos” para el ejercicio 2014, regulado en la circular
16/14, y que afecta a los compañeros de la red de negocio, de banca corporativa,
de financiación punto de venta, de otras unidades de negocio centralizado o de
apoyo al negocio, deja abierta, una vez más, la posibilidad de que la entidad
pueda establecer umbrales de cumplimiento en determinadas variables con el
fin de garantizar que su aplicación se adecue a los objetivos estratégicos de
Unicaja Banco.
Ante esta prerrogativa empresarial, cabría preguntarse si ello responde a
una efectiva adecuación a dichos objetivos estratégicos o más bien a una
maniobra para filtrar el número de unidades en cumplimiento.
Unicaja Banco debe asumir, de una vez por todas, que por incentivar se
ha de entender animar a la plantilla y a las distintas unidades, por medio del
cobro de una gratificación económica, a conseguir el objetivo fijado por la
entidad, de modo que los compañeros sintamos que nuestro esfuerzo sirve para
algo, y no solo para recibir insistentes “lindezas” de determinados directores,
territoriales o de áreas, o responsables comerciales, que desde sus despachos
parecen encontrar soluciones magistrales, mientras siguen sin aportar
absolutamente nada al negocio, dejando el trato con clientes estratégicos, cada
vez más exigentes, en manos de unas oficinas cada día más saturadas.
El Sindicato SECAR considera del todo inadmisible que una entidad
como Unicaja Banco, que se pregona como una de las más solvente de España,
se reserve la posibilidad de cambio de objetivos justificado en la inadecuación a
estrategias previamente definidas, y por tanto mal sopesadas, cuando ello no es
imputable a los compañeros, que ya tenemos bastante con salvar los numerosos
obstáculos para la percepción de incentivos, entre ellos mención especial a la
modulación del índice de calidad o el de la evaluación de la actuación personal,
cuando todos sabemos que carecen de la objetividad deseada, tal como ha
tenido oportunidad de denunciar esta Sección Sindical en reiteradas ocasiones.
Y, “para más INRI”, cuando determinadas oficinas se quedan al límite de
cumplimiento del ICON, a causa de operaciones que trascienden de la
competencia y responsabilidad de la unidad (y que podrían ser objeto de una
profunda investigación), nos encontramos con directivos de negocio que son
incapaces de defender a estas oficinas a fin de que entren en cumplimiento, y de
este modo percibir los incentivos sobradamente merecidos. ¡A esto se llama
motivación!
CIRCULAR EN PDF. icon

54321
(0 votes. Average 0 of 5)