Mercè era mi amor

Miércoles, 3 de abril del 2013 Ricardo Rodríguez (Barcelona)
Un jueves por la noche cenamos, ella, yo y nuestra hija. Como otras tantas noches, vimos la tele, comentamos planes para el fin de semana. Como otras tantas noches, mientras ella estaba estirada en el sofá le hice un masaje en los pies. No por dolor, tan solo por amor. Amor adelantado a un día que no llegó: el 15 de marzo era el día en el que cumplíamos 27 años felizmente casados.
Pero no pudo ser, un conductor la tiró el suelo y otro la arrolló, como se arrolla a un perro o un gato al que se le quita la vida. Y después la dejaron en la cuneta sin pensar en que era una persona a la que aún podían socorrer. Pero Mercè no era un animal, era un ser maravilloso, excepcional, vital y único. Mercè era mi amor desde los 16 años.
¿Os dais cuenta de lo que hicisteis? ¿Tenéis remota idea de lo que vuestra inhumana acción nos ha causado? Es posible que a estas altura yo siguiera siendo viudo, y también es posible que vuestro inmediato socorro le salvara la vida. Podría haberos perdonado, comprender que nadie esta a salvo de ser víctima o causante de un accidente. Pero no, huisteis como lo hacen los cobardes, los desalmados, los que no tienen en su corazón más que egoísmo y desprecio por la vida.
No os puedo perdonar. Mi hija, nuestra familia y yo nunca tendremos hacia vosotros el mas mínimo sentimiento de comprensión, porque este sentimiento no existe. Sin embargo, nada malo deseo que afecte a vuestras familias, ni siquiera que paséis por lo que estoy pasando, no me rebajaré a ser tan vil como sois vosotros, seres patéticos que no se detienen a socorrer al herido, al necesitado. Seres cobardes para asumir vuestros errores. Si leéis esto, si alguien os lo hace leer, quiero que sepáis lo que pienso, que penséis en lo que habéis hecho y en el dolor que habéis causado. Una amputación sin anestesia.
Soy Ricardo Rodríguez, el viudo de Mercè, mi amor durante 27 años y camino que me guía.
Fuente: http://www.elperiodico.com/es/cartas/entre-todos/merce-era-amor/74932.shtml