Rato culmina la reordenación de la cúpula directiva de Bankia

By in
60

Rato da más poder al consejero delegado, Francisco Verdú, que asume competencias que ejercía de forma provisional.

El grupo cuenta con cinco direcciones, que dependen de Verdú: Medios, Finanzas y Riesgos, Recursos Humanos, Banca de Particulares y Negocios Mayoristas. Hasta hoy sólo existían tres de las cinco: medios, finanzas y riesgo y recursos humanos. Particulares y Mayoristas estaban dentro de la dirección de Negocio, que estaba vacante desde que Aurelio Izquierdo dimitió y se fue a Banco de Valencia.

Verdú controlaba la dirección de Negocio de forma provisional, apoyándose en dos directivos de rango inferior: Fernando Sobrini (director de Banca de Particulares) y Gonzalo Alcubilla (director de banca de empresas). Se esperaba que Bankia amortizara la dirección de Negocio, igual que hizo con la de Participadas, y que elevara a rango de dirección a Banca de Particulares y a Banca de Empresas.

Así ha sucedido, en parte, y Sobrini se coloca al frente de Particulares, controlando también Banca privada. Empresas se ha englobado en Negocios Mayoristas, división de nueva creación que ha pasado a manos de Carlos Stilianopoulos, hasta ahora director financiero. Alcubilla sigue como responsable de Empresas, pero dependiendo ahora de Stilianopoulos.

Rato ha mantenido a Ildefonso Sánchez-Barcoj al frente de Finanzas y Riesgos. Sánchez Barcoj es el único representante que queda en el equipo directivo de Bankia procedente de Caja Madrid y nombrado por el anterior presidente, Miguel Blesa, que cedió el testigo a Rato en enero de 2010. En los últimos meses se había especulado con que iba a dejar el grupo. EXPANSIÓN apuntó su continuidad el día 12. Sánchez-Barcoj sale reforzado, además, porque de él pasa a depender ahora la comisión delegada de riesgos.

El organigrama diseñado por Rato deja la práctica totalidad de altos cargos en manos de representantes designados por Caja Madrid, accionista mayoritario de Banco Financiero y de Ahorros (matriz de Bankia). De todas las direcciones generales, sólo una (Medios) queda para un ejecutivo procedente de Bancaja, Pedro Vázquez.

Al margen de las direcciones, Bankia ha creado tres áreas que dependen de Verdú: Eficiencia, Calidad y Gestión de inversiones. En línea con la orientación de Bankia hacia la eficiencia y la calidad en todos los procesos internos y externos se crea el área de eficiencia que, al igual que el área de calidad y la de gestión de inversiones, tendrá también dependencia directa del consejero delegado.

Asimismo, la dirección de Recursos Humanos pasa a depender directamente del consejero delegado, con una apuesta de Bankia por la promoción del talento interno, creándose una nueva área denominada de recursos directivos, con dependencia de la dirección de RRHH.

Bankia destaca que cumple con los criterios de eficiencia y rentabilidad con esta medida, que persigue la optimización de la estructura enfocada en el negocio y el desarrollo de las sinergias de la entidad.

 

54321
(0 votes. Average 0 of 5)