Primera condena a banqueros en España por adjudicarse prebendas en plena crisis

By in ,
61

La Audiencia Nacional impone cinco años de cárcel en total a cuatro exgestores de Caixa Penedés que se aprobaron pensiones millonarias al margen de los órganos de gestión
EFE | MADRID
29 mayo 2014
La condena de hasta dos años de prisión fijada hoy a cuatro exdirectivos de Caixa Penedès supone la primera que se impone a los exresponsables de las antiguas cajas de ahorros entre la multitud de causas abiertas en los tribunales por su gestión. La Audiencia Nacional ha condenado hoy a Ricard Pagès a dos años de cárcel y a Santiago Abella, Joan Caellas y Manuel Troyano a uno por haberse adjudicado pensiones millonarias contratando pólizas de seguros a espaldas de los órganos de control de la entidad.
El juicio, que arrancó el 19 de mayo, es el primero que se celebra contra las cúpulas de las cajas de ahorros, muchas de las cuales esperan ya sentarse en el banquillo. Sin fecha aún, pero sólo pendientes de que se dicte apertura de juicio están el exdirector general de CAM Roberto López Abad y el expresidente de la comisión de control Juan Ramón Avilés por irregularidades en el cobro de dietas y en la concesión de 17 millones en créditos al último.
El juez Javier Gómez Bermúdez cerró esta pieza separada de la causa principal de la CAM en enero, tras lo cual la Fiscalía ha pedido para el primero cuatro años de prisión por apropiación indebida agravada, por el que le reclama también una multa de 90.000 euros, y para Avilés rebaja la pena a dos años y medio por un delito de otorgamiento de contrato simulado en perjuicio de tercero.
Asimismo, quiere que ambos indemnicen al Banco Sabadell -al que se le adjudicó la CAM por un euro tras su intervención-, con casi 1,5 millones de euros de forma solidaria junto a otros 18 miembros de la Comisión de Seguimiento y Control de Tenedora de Inversiones (TI), sociedad participada por la caja.
Según Anticorrupción, todos ellos cobraron de forma presuntamente irregular dietas de entre 9.566 y los 308.000 euros, cantidad esta última que se embolsó Avilés en lugar de los 15.000 que le correspondían.
El FROB va más allá y pide 10 y 6 años para López Abad y Avilés, el cual considera que además debe pagar una indemnización de 4,9 millones de euros por el «quebranto» derivado de los préstamos que le concedió la entidad, aunque opina que esta cantidad debe ir a parar al Fondo de Garantía de Depósitos, ya que este organismo le inyectó 5.249 millones antes de la venta de CAM al Sabadell.
De todos ellos, solo López Abad ya sabe lo que es dormir en prisión, donde ingresó bajo fianza de 2,5 millones -que abonó en apenas seis días- por haber desviado presuntamente 247 millones a un paraíso fiscal en el Caribe a través de la sociedad Valfensal.
Ésta es otra de las piezas separadas de la CAM en la que Gómez Bermúdez investiga al ex director de Empresas Daniel Gil, el exdirector de la división internacional y negocio hotelero César Veliz; el de TI, Vicente Sánchez y el ex director económico de Valfensal Francisco Climent.
De la principal, el juez ya ha recibido el último informe pericial del Banco de España, con lo que solo le queda cerrar la investigación y llevarla a juicio. Su compañero Ismael Moreno en la Audiencia Nacional también ha dado el primer paso para juzgar a cinco antiguos directivos de Novacaixagalicia, entre ellos su excopresidente Julio Fernández Gayoso, por el cobro supuestamente indebido de casi 19 millones en prejubilaciones.
Moreno acusa a Fernández Gayoso de un delito de apropiación indebida o, alternativamente, de estafa, junto a al ex director general José Luis Pego; al ex director general adjunto ejecutivo, Javier García de Paredes; el exresponsable del Grupo Inmobiliario, Gregorio Gorriarán; uno de los gestores de la oficina de integración, Óscar Rodríguez Estrada, y el abogado Ricardo Pradas.
El magistrado archivó la causa al ex copresidente Mauro Varela, al exvicepresidente Salvador Fernández Moreda, al exvicepresidente Alfonso Zulueta y a Pilar Cibrán, procedente de Caixanova, a los que llegó a imputar por estos hechos. Todos estos imputados constituyen solo un pequeño porcentaje de los más de un centenar de banqueros imputados por los seis jueces de instrucción de la Audiencia Nacional, donde se investiga la gestión que hizo la cúpula del Banco de Valencia, la de Caja Castilla La Mancha y Banca Cívica, a las que se ha unido la de las preferentes de Caja Madrid y Bancaja realizada por el instructor del «caso Bankia», Fernando Andreu.
Fuente: http://owl.li/xqtFC

54321
(0 votes. Average 0 of 5)