Medel finiquita la antigua Unicaja con la amenaza de su imputación en los ERE

By in ,
56

Agustín Rivera. Málaga 30/10/2014
La antigua Unicaja se liquida este viernes. Será la última asamblea de una histórica caja que ha sobrevivido a fusiones, fracasos de alianzas y test de estrés. Lo que no ha podido evitar su presidente, Braulio Medel, es verse amenazado por un inquietante presagio judicial: su imputación en el caso ERE por parte de la juez Mercedes Alaya. También se enfrenta a una fianza por responsabilidad civil valorada en 482.790 euros. Alaya tramita ya el embargo de las propiedades del número 1 de Unicaja Banco.
Medel espera con impaciencia la resolución de la Audiencia Provincial de Sevilla al recurso presentado por su defensa, que esgrime la supuesta incompetencia del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla para instruir el escándalo de corrupción frente al Tribunal Supremo. La magistrada imputó al veterano directivo financiero por su permanencia en el consejo rector de la agencia IDEA, la pagadora de las falsas prejubilaciones de los ERE, entre 1999 y 2008.
Si el recurso del presidente de Unicaja no prospera, Medel tendría que abandonar Unicaja por incumplimiento de la Ley de Buen Gobierno. El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, ya reconoció el pasado mes de mayo que la imputación de Medel afectaba a la “imagen y proyección pública de Unicaja”. La acusación contra el responsable de Unicaja desveló los vasos comunicantes de los escándalos andaluces. No sólo los ERE, sino Invercaria y subvenciones irregulares.
El fichaje como patrono en la nueva fundación bancaria del suegro de Javier Arenas, Manuel Olivencia, catedrático emérito de Derecho Mercantil de la Universidad de Sevilla, es otra hábil maniobra del presidente de Unicaja. De este modo evita la crítica de los populares a la gestión de Medel, visualizada también cuando Manuel Azuaga, actual vicepresidente y consejero delegado, sustituyó a Miguel Ángel Cabello como número 2 de Unicaja en junio de 2010. Aunque la relación personal entre Olivencia y Arenas no se podría definir como idílica, el nombramiento del primero supone un guiño al PP por parte de la dirección de Unicaja.
El presidente de la entidad necesitaba apoyos y jamás –y mucho menos en este momento– ha querido ningún ruido que le afecte. Por eso, además de la incorporación de Olivencia, cuenta para la fundación bancaria con Emilio Ontiveros, catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid. La Fundación Bancaria Unicaja, que estará integrada por activos con un valor contable de 59,2 millones de euros, también será presidida por Medel. Los vicepresidentes Manuel Atencia (expresidente del PP de Málaga) y Juan Fraile (exsecretario general del PSOE de Málaga) compatibilizarán los cargos en la fundación con Unicaja Banco hasta junio de 2016.
Expolíticos y adiós al procesado por malversar
Sin formación ni profesional ni financiera previa a su entrada en el consejo de administración de Unicaja, Fraile respaldó el megaproyecto urbanístico de Los Merinos Norte de Ronda. Las empresas de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresident, lograron una comisión de 1,1 millones de euros por intermediación en las obras, según el informe de la UDEF (Unidad de Delitos Económicos y Fiscales) de la Policía. En junio de 2012, S. McCoy denunció en este diario que Medel se rodeaba en el consejo de Unicaja Banco de “expolíticos, sindicalistas y antiguos empleados”.
Braulio Medel sí logrará apartar desde este viernes de la primera línea de la entidad a Ramón Sedeño, presidente de la Comisión de Control de Unicaja, responsable de auditar las cuentas de la entidad. Sedeño está procesado judicialmente por su presunta responsabilidad «en los delitos de tráfico de influencias y malversación de caudales públicos», en el caso Facturas de Almería, según el auto del juez Luis Durbán, del Juzgado de Instrucción número 6 de Almería, notificado a las partes el pasado 3 de junio. Eso sí, Sedeño continuará como empleado (y con despacho) de Unicaja…
Medel aún no ha despejado otras incógnitas. Aún faltan por conocerse tres nuevos miembros del consejo de Unicaja Banco y cuatro de la Fundación Bancaria, que controlará la gestión de la Obra Socio-Cultural. Otro de los retos del presidente de Unicaja, tras la compra de Ceiss y el plan de bajas incentivadas, es la salida a bolsa a finales de 2016.
Fuente: http://owl.li/Dz2HS

54321
(0 votes. Average 0 of 5)