Las fusiones de cajas de ahorros se cierran el proximo viernes

By in
35

Desmantelado un chiringuito financiero

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas al desmantelar una red de préstamos organizada por el Grupo Esdinero y Prestamitos, con sede en Palma de Mallorca, que estafó unos 15 millones de euros a cientos de clientes. Entre los detenidos está el máximo dirigente del chiringuito, Gabriel F.T., quien ingresó el pasado 29 de abril en la cárcel al no abonar la fianza de 500.000 euros. De ello informó la Policía Nacional, que explicó que esta estafa piramidal consistía en ofrecer grandes beneficios a corto plazo por la inversión de dinero realizada, llegando a entregar a las víctimas sus primeros intereses con el objetivo de generar confianza.

El ultimátum del viernes ha intensificado los contactos entre cajas las hasta límites insospechados. «No para de sonar el teléfono», admite un directivo de una de las cajas en espera de destino. La misiva del Banco de España es el último paso de un proceso que comenzó hace cuatro semanas. El 20 de abril el presidente de La Caixa, Isidre Fainé, se hizo con las riendas de la CECA. Días después se entrevistó con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En la reunión trataron sobre la necesaria reordenación del sector financiero. Tras el encuentro, la semana pasada, Zapatero y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, pactaron la estrategia seguir. Esa estrategia pasaba por impulsar que un tercio de las cajas que aún no estaban fusionadas definieran su futuro y sus alianzas.

Las cajas que no opten por una fusión en esta primera fase no podrán obtener ayudas públicas. Fuentes financieras explican que una fusión entre cajas en la situación actual sólo es posible sin ayudas públicas si las cajas están muy saneadas. Lo que sucede en esos casos es que las cajas que están muy saneadas difícilmente optarán por una fusión estricta.

La tercera vía que se les abre a las entidades es emitir cuotas participativas. Con la reforma prevista por el PSOE y el PP, esa cuotas tendrán derechos políticos, por lo que serán una opción atractiva para inversores privados. El problema es que ese proceso es en realidad una privatización parcial de las cajas de ahorro.

La presión ejercida por el supervisor fue lo que ayudó a que se desencallara una de las operaciones más complejas, la de las gallegas Caixa Galicia y Caixanova. También provocó que la alicantina CAM, una de la grandes entidades españolas, debatiera esta semana en un consejo de administración extraordinario con quién debería fusionarse. En Catalunya, por ejemplo, las tres cajas que han quedado fuera de algún proceso de concentración han intensificado los contactos dentro y fuera de la comunidad en busca de algún acuerdo. Fuentes financieras señalan que si bien la operación de fusión entre Caixa Penedès y Caixa Laietana está congelada, «todo puede pasar», si bien en este momento «no hay nada de nada». En el caso de Caixa Girona, la entidad tiene voluntad de permanecer sola, aunque está abierta a otras posibilidades.

Las cajas de Catalunya, Tarragona y Manresa, por un lado, y las de Sabadell, Terrassa y Girona, por otro, aprobarán mañana en sus respectivas asambleas las dos primeras fusiones de cajas en Catalunya. Caixa Catalunya y sus socios han solicitado ayudas por valor de 1.250 millones de euros y el otro grupo de cajas que crearán Unnim otros 380 millones.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)