La banca contrata nuevas tasadoras para revisar ya el valor de miles de pisos

By in ,
62

EFE15/04/2014 (13:24)
Madrid, 14 abr (EFECOM).- La banca ha vivido desde principios de abril una carrera contrarreloj para contratar nuevas tasadoras que revisen el valor de miles de pisos y otros activos que sirven como garantía de préstamos, después de que el Banco de España les haya instado a hacerlo «con la mayor celeridad».
En una carta a la que ha tenido acceso Efe, remitida el pasado 2 de abril a las dieciséis entidades principales, el director general de supervisión del Banco de España, Mariano Herrero, pide que encarguen nuevas valoraciones dentro de la segunda fase de revisión de calidad de activos, AQR en el argot por sus siglas en inglés.
Teniendo en cuenta que esta revisión concluirá en mayo e incluirá una muestra próxima a los 15.000 millones en créditos, según fuentes financieras, los bancos se han apresurado por elegir al menos tres tasadoras para que actualicen el valor de todos los «colaterales» que no han sido revisados después del cierre de 2012.
Eso no quiere decir que las nuevas tasadoras vayan a revisar todas las garantías, puesto que muchas entidades ya han ido actualizando sus tasaciones conscientes de que era necesario para realizar este ejercicio, explican las mismas fuentes.
En cualquier caso, el Banco de España quiere que estas entidades, que en noviembre pasarán a estar supervisadas por el BCE, comuniquen a los equipos de inspección las tasadoras contratadas y sus tarifas, que en este caso, correrán a cargo de los bancos.
No obstante, el organismo que preside Luis María Linde impone una serie de requisitos a la banca a la hora de contratar los servicios de las sociedades de tasación, relacionados con la independencia de estas compañías y la calidad del servicio prestado «sin que el coste de las valoraciones sea el principal determinante».
Para valorar la independencia de las tasadoras, el Banco de España destaca que tendrá en cuenta que no existan o hayan existido conflictos de interés y advierte de que no se da esa independencia cuando los ingresos de las tasadoras, en los 3 últimos años, provengan en más de un 25 % de la entidad o de su grupo.
Además, una tasadora no podrá llevar a cabo más del 40 % de las tasaciones requeridas para cada banco en el ejercicio del AQR, lo que implica que los bancos deberán contratar al menos tres firmas.
La misma tasadora tampoco podrá valorar ahora un bien que haya valorado en los tres últimos años ni deberá ser informada de hecho de dato alguno que pueda orientar el resultado de su trabajo, como por ejemplo «tasaciones previas o valor contable del bien».
En el sector coinciden en que estas exigencias son «acertadas», pero critican el escaso plazo para contratar las tasadoras y dan por hecho que, aunque no se especifique en la carta del Banco de España, las nuevas valoraciones deberán tenerlas este mismo mes.
De ese modo, en mayo podrá terminarse el ejercicio de revisión de calidad de los activos, paso previo a la realización de las únicas pruebas de estrés que habrá, las europeas.
Según las previsiones actuales, los resultados conjuntos de los aqr y las pruebas de estrés se conocerán en octubre, antes de que el BCE asuma la supervisión de las principales entidades europeas.
En el caso de España se someterán al examen el Banco Santander, BBVA, CaixaBank, BFA-Bankia, Sabadell, Popular, Bankinter, Unicaja y Ceiss, CatalunyaBanc, Novagalicia, BMN, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank y el grupo de rurales liderado por Cajamar. EFECOM
Fuente: http://owl.li/vQmcz

54321
(0 votes. Average 0 of 5)