La Audiencia Nacional pide información sobre la gestión del FROB en Banco de Valencia

By in ,
57

banco-valencia-lasprovinciasLa causa cumple tres años en los juzgados y la investigación sobre los créditos alcanza a las cancelaciones que hizo el fondo en su intervención
JULIÁN LARRAZ
El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha pedido información sobre la gestión de los créditos que realizó el FROB durante la intervención de Banco de Valencia. Según la providencia de la semana pasada a la que ha tenido acceso LASPROVINCIAS, los peritos judiciales Pedro Luis Rubio Martín y Juan Antonio Casado Persona han pedido a La Caixa «como entidad adquiriente y sucesora de Banco de Valencia» que le suministre información sobre las operaciones de crédito de dos sociedades realizadas en el año 2012, es decir, en el ejercicio en el que Banco de Valencia fue íntegramente tutelado por el FROB.
En ambos casos, los peritos llaman la atención sobre el hecho de que las dos sociedades (Capital Residencial y Casa Amiga) tenían préstamos con Banco de Valencia en el balance de 31 de diciembre de 2011 pero que un año después habían sido cancelados.
Según relatan los peritos, la mercantil Capital Residencial recibió un préstamo cinco millones de euros en junio de 2008. El 10 de julio de 2009 se renovó y amplió dicha financiación por un importe total de 6,5 millones de euros «incorporándose como fiadores de la operación a las sociedades accionistas Capital Activo, Acita 98 y Patrimonial Giner más la pignoración de una imposición a plazo fijo por valor de un millón de euros». Este acuerdo fijó que el 10 de julio de 2010 se pagaría medio millón de euros y el 31 de diciembre de 2012, los otros seis millones se abonarían
El 21 de noviembre de 2011 fue intervenido el Banco de Valencia y el FROB se convirtió en administrador concursal de la entidad financiera. Ahora hace tres años (junio de 2012), el fondo de reestructuración presentó una querella contra el exconsejero delegado de Banco de Valencia Domingo Parra y la familia Calabuig en la que se ponía en duda varios créditos, entre ellos, el concedido a Capital Residencial.
En el inicio de este préstamo, según explican a este periódico, Domingo Parra era accionista de dicha mercantil y, posteriormente, entró Eugenio Calabuig, presidente de Aguas de Valencia, pero en el momento de la presentación de la querella ninguno de los dos tenía participación alguna en la sociedad.
La sociedad era propiedad del Grupo Llácer que, negociando con el FROB y recibiendo su visto bueno, llegó a un acuerdo para el pago íntegro del préstamo de 6,5 millones de euros que Banco de Valencia había concedido años atrás a Capital Residencial. Dicho crédito se pagó con activos que tasó el FROB y aportación de dinero por parte de Llácer.
Tras la consulta en la Central de Información de Riesgos del Banco de España (Cirbe) para comprobar que dicho préstamo había sido cerrado, los peritos piden «información y documentación de la cancelación de dicho riesgo». Los peritos ponen de manifiesto que la operación se realizó en febrero de 2012, tres meses antes de que el FROB se querellara contra Domingo Parra y los Calabuig.
La petición de información de Casa Amiga es similar. Los peritos explican que el 4 marzo de 2011, Banco de Valencia formalizó un préstamo con garantía hipotecaria de diversos inmuebles con Casa Amiga Promociones Inmobiliarias y Urbanismo por importe de 12 de millones de euros, destinado a la cancelación de una póliza de crédito por el mismo importe aprobada inicialmente el 18 de junio de 2007. Se fijó que el 4 de marzo de 2016 se abonaría en su totalidad. Según los datos recabados por los peritos en el Cirbe, este préstamo se encontraba vivo y en situación regular a 31 de diciembre de 2011. Un año después, dicho riesgo se había cancelado «de forma anticipada a la fecha formalizada para su amortización». Por este motivo, los peritos solicitan a La Caixa que aporte información y documentación de la cancelación de dicho riesgo.
Los dos préstamos tienen en común que fueron suscritos cuando no existía sombra alguna sobre la viabilidad de Banco de Valencia y que fueron pagados íntegramente durante la administración provisional del FROB del que fue el pequeño bastión financiero de la Comunitat Valenciana.
Otra de las características comunes a ambos créditos es que formaron parte de la primera querella que el FROB dirigió contra Domingo Parra y la familia Calabuig cuando uno de los principales debates de la entidad era el futuro que iba a tener el paquete accionarial de Aguas de Valencia que tenía Banco de Valencia.
Fuente: http://ht.ly/OkaDj

54321
(0 votes. Average 0 of 5)