¿RÉQUIEM por las CAJAS de AHORROS?

By in
44

No será de hoy para mañana, pero lo que es un secreto a voces es que el punto final de todo el proceso es la definitiva desaparición de la competencia que suponían las Cajas de Ahorros.

Desde el Sindicato SECAR (integrado en la Confederación Intersindical de Cajas de Ahorros – C.I.C.) se considera que no existen motivos para modificar el modelo de Cajas de Ahorros, y ello en base a los siguientes argumentos, alguno de los cuales han sido recogidos en los medios de comunicación:

En primer lugar, huelga comentar que las Cajas de Ahorros, en sus más de doscientos años de existencia, han sido unas instituciones primordiales y básicas en España, funcionando satisfactoriamente y de modo rentables en un análisis global del sector.

En segundo lugar, si las Cajas de Ahorros han de dedicar sus beneficios a pagar dividendos, también huelga decir que se verá resentida su obra social, cuya labor hacia los colectivos más desfavorecidos, hacia las asociaciones de toda índole, hacia el patrimonio artístico y cultural, y hacia la sociedad en general ha sido enormemente importante en nuestro país.

En tercer lugar, no hay que obviar que la historia de las Cajas de Ahorros ha ido de la mano del esfuerzo de generaciones de ahorradores y ciudadanos. Y nadie, absolutamente nadie, está teniendo en cuenta la opinión de dichos ahorradores y clientes, que en realidad son quienes deben tomar la decisión de si quieren ser clientes de Cajas de Ahorros o de Bancos.

En cuarto lugar, y en relación con el punto anterior, no se debe permitir que se entregue toda esa historia de las Cajas de Ahorros, así como todo su patrimonio público, acumulado durante tantos años, al sector privado. Cuanto menos, ello ha de calificarse de indignante.

En quinto lugar, las Cajas de Ahorros han sido para muchos ciudadanos su “banca de proximidad”, su “banca familiar”, realizando la función de acumular el ahorro privado de ellos, para sacarlo en el mercado de crédito interbancario, salvaguardando la dificultad de la banca a acceder a este mercado a tipos de interés asequibles.

En sexto lugar, la evidente influencia política en las Cajas de Ahorros no ha generado, analizando la globalidad del sector financiero español, una peor gestión que la que se hubiese podido realizar en base a criterios estrictamente empresariales.

Desde el Sindicato SECAR se considera que es más sano un entorno con diversas entidades medianas que fomente la sana competencia entre los diversos actores del mercado, que la deseada concentración en pocos protagonistas contraviniendo las elementales leyes de mercado.

versión.pdf

54321
(0 votes. Average 0 of 5)