¿POR QUÉ OCULTAR la REALIDAD?

By in
37

A colación de lo anterior, el Sindicato SECAR recuerda a CCOO y a UGT, por si todavía no lo han advertido o no les interesan que los compañeros de Unicaja Banco se enteren, que tras la entrada en vigor de la Reforma Laboral las direcciones de las entidades del sector (léase CaixaBank o NovaCaixaGalicia Banco) se están acogiendo a la Disposición Adicional Segunda del Convenio Colectivo de las Cajas de Ahorros 2011-2014, firmado CCOO, UGT y CSICA dos días antes de la aprobación de la Reforma Laboral; Disposición que, por sí sola, aporta medidas a las empresas muy perjudiciales para los derechos e intereses de los compañeros del sector. Ya se sabe que la ignorancia pretendida es la madre del atrevimiento, y éste, tarde o temprano, pasa factura.

Y en este atrevimiento, en las últimas circulares publicadas por CCOO todos lo compañeros hemos leídos grandes declaraciones como:

Que “el Convenio Colectivo nos asegura el mantenimiento de los derechos adquiridos durante años” (mientras que a puerta cerrada sus delegados comentan que ha sido la opción menos mala).

O que “la modificación del contrato de integración de Unicaja Banco – Banco CEISS define un nuevo modelo de integración que otorga plena vigencia al Acuerdo Laboral relativo a la integración en la entidad bancaria a constituir por Unicaja de Mayo de 2011 y con él las garantías laborales contempladas para la plantilla de Unicaja” (Acuerdo firmado por toda la Representación Legal de los Trabajadores). ¿No es sospechoso, cuando menos, el interés de CCOO en eliminar del mapa el Preacuerdo Laboral suscrito el día 23 de septiembre de 2011 entre Unicaja y los sindicatos de clase CCOO y UGT, relativo a la integración de Unicaja Banco y Banco CEISS? ¿O es más bien un reconocimiento tácito de que dicho Preacuerdo contenía “garantías” laborales claramente insuficientes para todos los compañeros de Unicaja, tal como ha reiterado el Sindicato SECAR?

Es evidente que los sindicatos CCOO y UGT pretenden embaucar a algunos con su palabrería, pero cada día hay menos compañeros que no dudan que a través de estas organizaciones no hablan los defensores de los trabajadores, sino tan solo los de sus propios intereses, aunque alardeen en sus circulares que “negocian por el bien de todos a pesar de que los que quieren acabar con todo (con tus derechos laborales, tu sanidad, la ayuda a la dependencia de nuestros mayores, la educación de tus hijos, la libertad de expresión) traten de convencerte de lo contrario”, cuando sabemos que da igual que se esté afiliado a CCOO o a UGT, porque el Gobierno de turno, del signo que sea, sigue detrayendo parte de nuestro dinero para mantener y enriquecer a estos “paladines” de un sindicalismo trasnochado que se escandalizan con otros recortes mientras siguen percibiendo inmorales subvenciones.

El Sindicato SECAR, al igual que muchos compañeros, no logra entender como lo que no han querido CCOO y UGT para los trabajadores españoles (léase Reforma Laboral), sí lo han querido para todos los compañeros de nuestro sector al suscribir otro texto vinculante (léase Convenio Colectivo), difícil de disfrazar y de silenciar por los sindicatos firmantes que han entregado a las empresas las llaves de la seguridad de los derechos e intereses laborales de todos los compañeros.

versión.pdf

54321
(0 votes. Average 0 of 5)