¿Importamos los Trabajadores?

By in
58

Dichos medios de comunicación informan de que la Junta de Andalucía mantiene de forma insistente que Cajasur se ha de quedar en Andalucía, propugnando la adjudicación de la misma bien a Unicaja, bien a Cajasol, con persistentes injerencias en las decisiones a adoptar por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y por el propio Banco de España (las presiones sobre el FROB las califica la prensa de “escandalosas”).

Y son de tal modo, que la Junta de Andalucía está haciendo llegar a los potenciales interesados en la adjudicación de Cajasur los problemas a los que se enfrentaría la Entidad que, perteneciente a otra Comunidad Autónoma, resultase adjudicataria de Cajasur: aquella caja o banco, ganadora de la subasta, tendrá que poner en marcha un ERE destinado a reducir la plantilla de Cajasur, para hacer rentable la operación.

Es más, la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía está haciendo saber a estos potenciales interesados que NO autorizará dicho ERE si la peticionaria es una Entidad NO andaluza. Lo que “a sensu contrario” tiene la lectura de que la Junta de Andalucía autorizaría un ERE si la adjudicataria es una Entidad andaluza.

Esto es lo que ha calificado la prensa un “desafío político de la Junta”: no está dispuesta a que Andalucía pierda la oportunidad de hacer realidad, de una vez por todas y al precio que sea, esa gran Caja Única por la que viene suspirando desde hace años, concentrando a Unicaja, Cajasol, Caja Granada y CajaSur, que bien pudiera tener lugar bajo la fórmula de SIP (Sistema Institucional de Protección).

Tras estas noticias, el Sindicato SECAR quiere realizar las siguientes VALORACIONES:

PRIMERA.- Los trabajadores del sector de Cajas de Ahorros, entre los que nos incluimos los compañeros de Unicaja, no somos instrumentos de cambio para la satisfacción de intereses, bien políticos, bien económicos.

SEGUNDA.- El deseo de la Junta de Andalucía de llevar a cabo el proyecto de la gran Caja Única, tan deseado por intereses políticos, conllevaría irremediablemente la adopción de un ERE, en el que todos los trabajadores de las Cajas implicadas en dicho proyecto, entre los que se encontrarían los de Unicaja, seríamos vendidos por aquellos que dicen defender los intereses de los que representan.

TERCERA.- Con este proyecto de Caja Única, a los representantes democráticamente elegidos por todos los andaluces parece no importarles demasiado incrementar la ya de por sí insostenible cifra de desempleo en la comunidad autónoma andaluza, anteponiendo el triunfo de los intereses de una política localista en vez de la racionalidad financiera, y sobre todo de los derechos e intereses de los trabajadores de las Cajas afectadas por dicho proyecto.

CUARTA.- El Sindicato SECAR, en cumplimiento de su labor sindical, hará lo indecible por la defensa del empleo y de los derechos e intereses de toda la plantilla de Unicaja, por lo que hace un LLAMAMIENTO, no solo a la unidad sindical, sino a la de TODOS los COMPAÑEROS de la Entidad para apoyarnos en nuestra reivindicación CONTRA el hecho de que seamos tratados como meros instrumentos en manos de intereses políticos, así como de que podamos vernos afectados por la posible adopción de medidas, que el Sindicato SECAR considera lamentables, incorrectas y reprobables, por no decir vergonzosas.
versión .pdf

 

54321
(0 votes. Average 0 of 5)