Historia de una negociación

By in
38

La valoración que hace el SECAR, del Acuerdo de Mejora salarial (2008- 2010), no puede ser más positiva, si lo comparamos con el Convenio Nacional (2007-2010), en que la subida salarial se limitaba a 0,25 de paga
en cuatro años.

Baste con decir que, económicamente, hemos conseguido cinco veces más, 1,50 pagas y en menos tiempo, 3 años. Además de otras mejoras.

Sin embargo hoy, con la perspectiva de ambos acuerdos, podemos ver con total claridad la falacia y el engaño de los firmantes del Convenio cuando circular tras circular, llenas de colorines, trataban de vendernos con fuegos artificiales, como charlatanes de barraca de feria, la muñeca chochona del Convenio, donde se nos seguía condenando a los trabajadores de Unicaja, a ser de los peor pagados del sector de Cajas.

Es decir, en el SECAR hemos hecho los deberes que quedaron pendientes en el Convenio a nivel Nacional.

Y no ha sido fácil, puesto que de los 4 Sindicatos con representación en Unicaja, la actuación de uno de ellos, es sencilla y rápida de definir, un Sindicato ligado enteramente con la Empresa. Su misión a lo largo de la negociación ha sido reventar dicha negociación o apuntarse a los resultados obtenidos por los demás.

La valoración que hacia ese Sindicato el mismo día que firmaba el acuerdo es que era un “engendro”. No se puede ser más incoherente, ¡entonces porque lo firma!. El Secar piensa que “engendro” son los 16 años que hemos pasado sin mejoras saláriales.

¡Vamos, una autentica rémora para la Unidad Sindical!

Pero como la gente no es tonta, los Delegados de dicho Sindicato, se encuentran en verdadera desbandada, a día de hoy y siendo generosos, su representación cabria en un taxi.

Hoy, una vez ha sido firmado el Acuerdo, podemos decirlo, hemos pagado un precio muy alto por la defensa de los intereses de los trabajadores de Unicaja,

Desde una multa de 6.000.- Euros que nos impuso la Delegación del Gobierno al SECAR, con motivo de haber sido los convocantes de la Concentración de empleados ante la Asamblea de Unicaja, por el eufemismo de “alteración del orden publico”.

Pasando por el corte de las comunicaciones internas, así como algunas reuniones de la Empresa con los demás sindicatos, tratando de obviar al SECAR y los derechos de los empleados que representamos. Hasta la petición de abrir expedientes disciplinarios a sindicalistas del SECAR.

Lo anteriormente expuesto, forma parte de la pequeña intrahistoria de esta negociación, que se ha cerrado después de muchos meses, con un avance en la equiparación salarial de los trabajadores de Unicaja, a los que hemos dedicado nuestros esfuerzos.

Seguimos trabajando

54321
(0 votes. Average 0 of 5)