ESCENARIO FUTURO.

By in
35

Programa_electoralEl miércoles 3 de junio tendrán lugar en Sevilla unas nuevas elecciones sindicales en las que todos los compañeros de Unicaja Banco elegiremos a quiénes van a defender nuestros derechos e intereses laborales durante el período 2015 – 19.
Período en el que Unicaja Banco, y con la entidad toda su plantilla, se enfrentará a los siguientes hitos:
1.- El gran fleco de la compra de Banco CEISS.
2.- La preparación de la salida a Bolsa para 2016.
En base a estos hitos, Unicaja Banco, a corto y medio plazo, ha de encarar un gran reto, que, sin ser pesimistas, coleteará sobre el colectivo de empleados:convencer a los inversores de las bondades de su negocio. Un objetivo que se complica en un entorno socio económico como el actual, al que se suma otro muy importante y en clave nacional como las elecciones locales, autonómicas y generales con la ruptura del bipartidismo.
No hay que pecar de ingenuos. El ritmo de trabajo para Unicaja Banco se perfila frenético, deberá poner la casa en orden para presentar un proyecto creíble que atraiga el capital necesario, evitando los errores del pasado, algo que implica profesionalizar la gestión, eliminar al máximo la influencia política y demostrar su capacidad para no incurrir en riesgos excesivos, realizar un ejercicio de transparencia, en otras palabras, desnudarse ante los potenciales inversores para que no tengan ninguna duda sobre su plan de negocio (¡y sus directivos!).
¿Y como afectarán todos estos hitos y valoraciones a la plantilla de Unicaja Banco?
A fin de hacer atractiva la entidad a los inversores, Unicaja Banco persistirá en su política de reducción de los costes laborales en su plantilla, cada vez mas mermada, cuando no de la externalización, como han hecho en otras entidades, de determinados servicios hasta ahora acometidos por su propio personal. Quién piense que con el Plan de Prejubilaciones, impuesto unilateralmente por la empresa en fecha reciente, es suficiente… yerra.
Las continuas exigencias normativas al sector financiero, la repercusión de la compra de banco CEISS, el redimensionamiento de la red de negocio, el estrechamiento de los márgenes, la amenaza persistente de las cláusulas suelo…son las principales causas que esgrime la dirección de Unicaja Banco para justificar la reducción de su plantilla y el correspondiente recorte de gastos de personal.
Ante este escenario que se ha de afrontar, el Sindicato SECAR insiste en la importancia de saber a quien votar el próximo día 3 de junio, y reitera su convencimiento de que la legitimidad para defender los derechos e intereses de todos los trabajadores de Unicaja comienza por la transparencia: por no tener ningún tipo de ataduras con la empresa con la que se negocia las condiciones laborales de la plantilla.
Por esta misma razón, cuando están en juego tu empleo, tus condiciones laborales, la temida movilidad geográfica que ya ha acordado el sindicalismo de clase y los «nuevos independientes»… se hace necesario un Sindicato Independiente, sin ataduras y legitimado para defender, con criterio y formación sindical, a todos los compañeros de Unicaja: el Sindicato SECAR, un sindicato “de” y “para” los compañeros de nuestra entidad.

Circular completa para imprimir
Circular completa para imprimir

54321
(0 votes. Average 0 of 5)