ERE en Atento: gana la empresa y la burocracia sindical

By in ,
61

08/08/2014Aitor Bayón@saludalegria
Durante todo el periodo de negociación del ERE de Atento, empresa de Telemarketing, ha quedado claro, reunión tras reunión de la mesa negociadora y por parte de todos los sindicatos allí presentes, que no había causas ni económicas, ni organizativas, ni productivas para el ERE como sí afirmaba la empresa. Pues bien, el pasado miércoles 6 de agosto se celebraba un “seudo-referéndum” sólo para las 672 personas finalmente afectadas por el despido y sólo con la presencia de los sindicatos CCOO, UGT y FASGA que han llegado a un acuerdo con la empresa para firmar este ERE injusto e injustificable.
¿Cómo es posible que haya sucedido todo esto?, ¿no he dicho que todos los sindicatos decían que no había causas para el ERE?
Bueno, pues esto que hemos vivido en Atento es básicamente una traición, sí, una traición por parte de las organizaciones que ostentan la mayoría dentro de la empresa a nivel estatal (CCOO y UGT) y que dicen representar y ser parte de los intereses de la Clase Trabajadora.
Toda la lucha que hemos llevado tanto desde las asambleas de trabajadoras y trabajadores, como desde las distintas secciones sindicales, dentro y fuera de la mesa negociadora, ha ido encaminada a desmontar los argumentos de la empresa que quería hacer pasar por buenos y así justificar el despido colectivo. Nuestro objetivo último, era que ningún sindicato firmase un acuerdo con la empresa, para así poder pelear en mejores condiciones el ERE en los tribunales. Como sabemos que se ha hecho en otros conflictos y como nos contaron en persona dos compañeros de Coca Cola y de Telemadrid, en la asamblea que celebramos en el Parque del Retiro en Madrid con motivo de nuestra huelga del 24 de julio.
Desde un principio hicimos todo lo que pudimos para que CCOO y UGT aceptasen las decisiones de las asambleas y se uniesen en una lucha común, aunque nos constaba que se reunían en paralelo con la empresa. En la última semana de la negociación fueron cambiando su discurso para, por un lado enfrentar a los y las trabajadoras y por otro hacer el juego a la empresa entrando en una guerra de cifras sobre la indemnización por despido si finalmente se llegaba a un acuerdo. Esto es lo más grave, pues hasta cuando esos sindicatos reconocían, y a día de hoy con el acuerdo firmado reconocen, que no había causas para el ERE y que se podía haber logrado el nulo en los juzgados, hicieron lo imposible por firmar y de esta manera dar legitimidad a las causas inexistentes que aducía la empresa.
CCOO, UGT y el sindicato patronal FASGA, llegaban a un acuerdo con la empresa el pasado 31 de julio, un día antes del fin del periodo de negociación, en el que aceptaban las causas del ERE para poder ejecutar los despidos. De esta manera aceptaban el chantaje de la empresa a cambio de una mayor indemnización para las personas despedidas y la reducción del número de despidos, y además que se sepa, 6 personas liberadas para los sindicatos firmantes. Todo esto, como la presión por parte de los y las trabajadoras de la empresa estaba siendo muy fuerte desde las asambleas para que no se firmase, lo dejaron en manos de un “referéndum”, sacado de la manga y sólo para las personas despedidas (aunque en el acuerdo se incluyan cuestiones que atañen a quienes se quedan), en el que sólo podrían participar los sindicatos que aceptasen ese juego.
Como las cartas estaban marcadas, el resultado era previsible, ha sido sí al ERE en Atento. Los sindicatos CCOO, UGT y FASGA, dejaron la pelota de la firma en el tejado de las personas que iban a despedir, haciéndoles una pregunta tramposa: aceptas la oferta de la empresa (irte con 45 días y despedir a 672 compañeras y compañeros) o no la aceptas (y te vas con 20 días y despiden a 823). Eso no es un referéndum, no tiene nada que ver con la democracia de las y los trabajadores. Eso es una estafa.
He visto con mis propios ojos como los sindicatos de clase, que cada día son más de concertación, aunque queden personas honestas (en Atento no, eso es claro), funcionan como correa de transmisión de los intereses patronales. Como la burocracia sindical pone en marcha toda su maquinaria para lograr tumbar una lucha y hacer que las personas trabajadoras se desmoralicen, dividan y pierdan. Mientras esas organizaciones sacan prebendas de su traición. Es una vergüenza para las personas que tenemos conciencia de clase, pero esta derrota es una gran experiencia para el futuro, pues se darán nuevas luchas y sabremos actuar mejor. Ahora nos queda pelear en los juzgados y revocar a estas y estos sinvergüenzas como representantes de las y los trabajadores de Atento.
Aitor Bayón es delegado sindical de CGT en Atento y miembro de En lucha
Fuente: http://owl.li/ALqbh

54321
(0 votes. Average 0 of 5)