El líder de UGT en Andalucía, involucrado en las ayudas irregulares al sindicato

By in
38

Un expediente incluye gastos gestionados por UGT Málaga, que dirigió Ferrer
27 de diciembre de 2013. 02:43h
F. Martí / A. Muriel.
sevilla- Los expedientes de las subvenciones recibidas por UGT que oculta la Junta de Andalucía y a los que ha tenido acceso LA RAZÓN incluyen datos sorprendentes. Este periódico ya informó de que una de las ayudas declaradas nulas contiene 408 asientos contables. En concreto se trata del C.CLB 2/2010 relativo a «Acciones de Coordinación, Infraestructura y Difusión de las iniciativas que el sindicato atiende en materia de Negociación colectiva». Cada uno de los más de 400 apuntes constituye un ejemplo de cómo la organización ha gestionado los fondos públicos concedidos. Y algunos afectan de modo directo a los actuales miembros de la dirección regional.
Es el caso de Manuel Ferrer, actual responsable de Organización y que ejerce de máximo dirigente tras la dimisión del secretario general Francisco Fernández. Ferrer fue secretario general de UGT Málaga entre 2005 y 2013, fecha en la que pasó a la dirección regional y fue sustituido por María Auxiliadora Jiménez. El expediente anulado por la Junta tras el proceso de revisión de oficio incluye en la página 3 de la justificación presentada ante el Gobierno andaluz diversos gastos atribuidos a personas con el epígrafe «UGT Málaga». Así se presentó inicialmente en la Consejería de Empleo, departamento que abonó los 700.000 euros de esta ayuda. Sin embargo, según la documentación, estos importes se corresponden en realidad «con las hojas de gastos ocasionados por los organizadores sindicales en el mes de octubre de 2009». Así consta en un escrito de la Unión Provincial firmado por el secretario de Administración Juan Otero –persona de confianza de Ferrer y que continúa como secretario de Comunicación– dirigido al secretario de Administración de UGT-A Federico Fresneda, en diciembre de ese año. La respuesta de éste se produjo el 28 de enero de 2010, anunciando que se habían efectuado «los apuntes siguientes en las cuentas que mantenemos con vosotros: hojas de gasto organizadores sindicales octubre de 2009». La suma – 3.351,72 euros– aparece desglosada en la justificación entregada a la Junta en marzo de 2011.
Las cifras casan al céntimo: Francisco Feria (803,06 euros); Francisco Morales (779,31 euros); Mª Jesús Bueno (838,97); Francisca Pinazo (537,63); Antonio J.Sánchez (788,81); Eulalia Vidal (332,24); y Francisco Galán (109,63). Según la hoja de liquidación de gastos aportada por UGT las cantidades corresponde al pago de comidas –a 13,80 euros la dieta– y kilometraje –0,19 euros por kilómetro–. Son 7 de los 408 asientos contables con los que se pretendía justificar la ayuda y que ahora se ha declarado nula y está en manos del gabinete jurídico de la Junta.
Las uniones provinciales de UGT dependían en gran parte financieramente de la regional. Es el argumento que han esgrimido las primeras: que desconocían cómo desde la sede central de Sevilla se justificaban luego las subvenciones. De hecho, recibían directrices sobre cómo rellenar las hojas de liquidación presentadas por los delegados sindicales cuando participaban en algún acto. La consigna era incluir nombre, apellidos, DNI, importe y firma. El concepto o actividad a la que se atribuía se incluía luego en función de los intereses.
Existen voces dentro de UGT-A que reclaman una regeneración del sindicato y la salida de la actual Comisión Ejecutiva, en funciones hasta la celebración, el 9 de enero, del Comité Extraordinario que analizará la situación actual del sindicato. La intención de Ferrer es otra: ya ha anunciado que quieren buscar un candidato de consenso internamente para que continúe con el proyecto del dimitido Francisco Fernández.
Fuente: http://ow.ly/s8Iyn

54321
(0 votes. Average 0 of 5)