El interventor detectó un pago de 40.000 euros de la Junta a CCOO sin contraprestación

By in
56

El sindicato dice que se costearon los desplazamientos de los liberados en Egmasa
UGT también cobró, pero su expediente no fue seleccionado por la Intervención
ANTONIO SALVADOR
SEBASTIÁN TORRES Sevilla Actualizado: 17/03/2014
La Intervención General de la Junta de Andalucía detectó un pago de 40.000 euros a una federación de CCOO por parte de una empresa pública sin que hubiera existido contraprestación alguna y sin que se acreditara el derecho del beneficiario a recibir dichos fondos.
Así lo puso de manifiesto el interventor al fiscalizar en 2005 las cuentas de la antigua Empresa de Gestión Medioambiental de Andalucía SA (Egmasa), integrada desde 2011 en la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía.
En la muestra de expedientes de proveedores seleccionados para llevar a cabo el trabajo de fiscalización se incluyó el correspondiente a una transferencia dineraria de 40.000 euros a la Federación Agroalimentaria de CCOO «sin que exista contraprestación por parte de la misma», precisa el informe (reproducido a la derecha).
A mayor detalle, el interventor dejó constancia de que, «ni en el trabajo de campo ni en la fase de alegaciones», obtuvo evidencia alguna sobre «el derecho y legitimidad del perceptor de dichos pagos».
Durante el periodo analizado ocupaba la presidencia de Egmasa Juan Espadas, actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla. Espadas asumió el cargo de presidente de esta empresa pública el 11 de mayo de 2004 por su condición de viceconsejero de Medio Ambiente y permaneció en él hasta su nombramiento como consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio en abril de 2008.
A preguntas de EL MUNDO de Andalucía, la Federación Agroalimentaria de CCOO-A explicó que la transferencia de 40.000 euros correspondía al pago de una cantidad fija que desembolsaba Egmasa -primero la adelantaba el sindicato y luego se la compensaba la empresa- para financiar la actividad sindical de sus delegados en la empresa, a razón de algo más de 500 euros por persona y mes.
UGT recibió mayores cantidades
El montante recibido por UGT era superior, puesto que el sindicato ugetista tenía una mayor representación en Egmasa. El expediente correspondiente a esa transferencia, sin embargo, no formó parte de la muestra y, por tanto, no fue escrutado por el interventor.
El secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO de Andalucía, Antonio Perianes, precisó que el dinero se destinaba principalmente a sufragar los gastos de desplazamientos de los representantes legales de los trabajadores de Egmasa por los pueblos de las sierras. «No reportaba beneficio alguno al sindicato porque eran gastos que absorbían absolutamente los delegados. Nosotros éramos meros transmisores», señaló Perianes.
El dirigente asegura que el papel del sindicato era el de «mero transmisor», al adelantar el dinero que luego abonaba con un tope la empresa. «Los delegados luego nos tenían que hacer a nosotros partes de los kilómetros que realizaban. Y yo te podría demostrar que el gasto que me generaban a mí los delegados por sus desplazamientos era equivalente al dinero que pagaba la empresa», añade.
Perianes explica que, con ese sistema, Egmasa se aseguraba el control del gasto derivado de la actividad de los distintos comités -tantos como centros de trabajo, 17- y concentrar las horas sindicales.
«Era un acuerdo de conveniencia que a mí nunca me gustó porque nos creaba una labor administrativa absurda», comenta el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO-A.
Desde 2007, Egmasa ya no abona una cantidad para pagar los gastos de desplazamientos de los representantes de los trabajadores. Según precisó Perianes, la empresa pone ahora sus vehículos -dotados con sistema GPS, lo que permite controlar los kilómetros realizados- al servicio de los delegados sindicales para realizar esta tarea.
Fuente: http://owl.li/uHDbg

54321
(0 votes. Average 0 of 5)