El Gobierno aprueba la ley que obliga a las cajas de ahorro a convertirse en fundaciones

By in , ,
48

ABC.ES
Día 03/05/2013 – 15.56h
El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Anteproyecto de Ley de cajas de ahorros y fundaciones bancarias, que entre sus principales novedades figura el que las cajas que actualmente desarrollan sus actuaciones en régimen de ejercicio indirecto y las que tengan un volumen superior a los límites previstos en la norma (es decir, cuando mantenga una participación en una entidad de crédito que alcance, de forma directa o indirecta, al menos, un 10%), se transformen en fundaciones bancarias.
El MoU aprobado por España exigía que se fuera produciendo una desinversión paulatina de las antiguas cajas de ahorros en las entidades bancarias hasta que su participación alcanzase niveles de no control. Sin embargo, la normativa aprobada por el Ejecutivo no ha establecido plazos ni fechas para el proceso de desinversión, según ha explicado el titular de Economía, Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Esta medida afectará a las entidades que trasladaron su negocio a un banco, tal es el caso de La Caixa, Unicaja, Ibercaja y la fusión de BBK, Kutxa y Caja Vital, que deberán convertirse en fundaciones bancarias. La Caixa, por ejemplo, posee algo más del 60% de Caixabank, por lo que esta normativa le obligaría a deshacer parte de su control. Se prevé que solo Ontiyent y Pollença continúen operando como cajas en España.
Tal y como ha explicado De Guindos, una vez transformadas en fundaciones bancarias, se diseña un régimen jurídico para estas nuevas entidades que refuerza el control financiero en función del grado de control que ejerzan en el banco.
La norma obligará a los presidentes de estas entidades a escoger entre la presidencia de la fundación y la del banco ya que se impide que los miembros del patronato de las fundaciones bancarias lo sean a su vez del consejo de administración de la entidad de crédito.
Además, las fundaciones bancarias no podrán participar en procesos de ampliación de capital de la entidad de crédito participada a los efectos de alcanzar o mantener posiciones de control
Otras de las novedades que establece la norma es que el Banco de España impondrá penalizaciones, en forma de un fondo de reserva, a las fundaciones que controlen el 50% o más de un banco, con el fin de dotar posibles necesidades de la entidad filial para apuntalar su solvencia.
Asimismo se establecerán los siguientes límites a las cajas en línea con lo acordado en el MoU con la troika:
– Se producirá la vinculación explícita de la actividad financiera de las cajas con los clientes minoristas y las pequeñas y medianas empresas. Las cajas no podrán dedicarse a otras actividades financieras complejas.
– El ámbito de actuación de las cajas de ahorros no podrá exceder el de una Comunidad Autónoma o de diez provincias limítrofes.
– Las cajas de ahorros no podrán tener un activo superior a los 10.000 millones de euros o una cuota de depósitos por encima del 35% de los de la comunidad autónoma en la que operen.
También se regulan los órganos de gobierno de las cajas con las siguientes novedades:
– Será incompatible formar parte de los órganos de gobierno con los cargos ejecutivos en partidos políticos, organizaciones empresariales y sindicales.
– Se requiere que al menos la mitad de los miembros del consejo sean independientes, no pudiendo tener tal consideración los que sean consejeros generales.
– Todos los miembros del consejo de administración deberán contar con conocimientos y experiencia financieras.
El Gobierno también ha anunciado un régimen fiscal favorable para preservar la obra social. De Guindos ha anunciado que si la obra social sobrepasa una comunidad autónoma, el protectorado será del Ministerio de Economía.
También ha precisado que con este anteproyecto de ley se completa la «última pieza» en el proceso de reestructuración del sector, y que supone «volver al modelo tradicional» de las cajas.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)