El Gobierno aprueba avalar 30.000 millones en créditos fiscales para que la banca refuerce su capital

By in ,
51

Efe / Europa Press29/11/2013 – 15:01
El Gobierno ha aprobado hoy el real decreto ley que permite a la banca española contabilizar como capital principal dentro de sus balances 30.000 millones de euros en créditos fiscales (DTA, por sus siglas en inglés).
Estos DTA generan un crédito fiscal a las entidades porque son gastos que han tenido un impacto en los bancos y que no se han podido deducir, de ahí que el Gobierno haya reconocido este derecho que además supone trasponer la normativa europea Basilea III, que entra en vigor en enero de 2014.
De Guindos ha querido resaltar que estos 30.000 millones de euros que la banca podrá computar como capital de máxima calidad no suponen ningún tipo de préstamo, transferencia o ayuda a los bancos, se trata de una «cuestión contable».
El ministro ha explicado que estos 30.000 millones representan aproximadamente el 60% del total de DTA que acumula la banca en España, unos 50.000 millones.
Las nuevas normas internacionales perjudicaban especialmente a la banca española, dado que impedían expresamente que las entidades puedan contar como capital unos 50.000 millones de euros que les adeuda el Estado; en este sentido, De Guindos ha dicho que de no haberse hecho esta modificación, la banca española hubiera permanecido en desventaja respecto de sus competidores.
En España «somos más estrictos», ha añadido, y la fuente principal de DTA son las provisiones genéricas, que han sido muy importantes en España y que no son deducibles.
Los DTA son meros apuntes contables que se han generado con el paso de los años, es decir, un derecho de cobro que Hacienda reconoce y que pretende compensar en el futuro reduciendo los impuestos que cada ejercicio tienen que liquidar las entidades.
Habrá un examen anual del BdE
Durante su comparecencia tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros, De Guindos ha anunciado además que que el Banco de España tendrá que aprobar anualmente un programa de supervisión para realizar «al menos» una vez al año test de estrés a la banca española para probar su solvencia. Guindos ha adelantado esta novedad para reforzar la supervisión de la banca dentro de un anteproyecto que prevé aprobar a finales de marzo.
Este refuerzo a la supervisión del Banco de España llega unos meses antes de que el Banco Central Europeo (BCE) asuma la evaluación del sector financiero en la zona euro. Antes de que este hecho se materialice, el organismo liderado por Mario Draghi someterá a las principales entidades europeas a unas pruebas de esfuerzo. El Gobierno y los banqueros confían en que la banca española supere estos ‘test’ sin sorpresas.
En el último análisis del Banco de España para medir la solvencia de la banca, las entidades españolas depararon una capacidad de absorción de pérdidas que supera en 28.600 millones de euros a los ‘números rojos’ esperados en el peor de los escenarios descrito hasta 2015.
El supervisor realizó un ejercicio de análisis prospectivo de la sensibilidad de la solvencia de la banca española ante diferentes escenarios macroeconómicos.
El Banco de España subrayó que en dicho ejercicio, realizado sobre un total de 15 entidades, el resultado mostraba una posición de solvencia en 2015 «bastante confortable». De hecho, estimó que el ratio de capital de máxima calidad alcanzaría el 11,3% en dos años en el escenario base y se quedaría en un mínimo del 10,2% en el adverso.
Límite a las retribuciones
Además, en virtud del decreto en aplicación de la directiva europea sobre solvencia de la banca, la retribución variable máxima que podrán percibir los directivos de las entidades financieras será del 100% del sueldo fijo y sólo llegará a ser dos veces mayor cuando la Junta de Accionistas lo autorice.
El anteproyecto, destinado a reforzar la solvencia de la banca, establece también la prohibición de que el presidente del consejo de administración de una entidad financiera no pueda ser también consejero delegado, salvo que cuente con el visto bueno del Banco de España. Además, se obliga a que todos los bancos cuenten con comités de retribuciones y nombramientos.
Expansión del crédito
El ministro ha defendido las nuevas normas al asegurar que persiguen atajar los errores que originaron la crisis financiera. En este sentido, se limitará el ratio de apalancamiento de las entidades en los años de bonanza para evitar que en los años de bonanza de la economía el crédito se expanda «tanto».
Tanto Guindos como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, han puesto en valor que estas medidas persiguen consolidar y fortalecer el sector financiero, así como unificar las normas sobre estas materias.
Fuente: http://ow.ly/rlPPN

54321
(0 votes. Average 0 of 5)