Dimite el líder UGT-A por el escándalo de las subvenciones

By in
57

La Junta reclamará al sindicato que devuelva como mínimo 1,8 millones de euros
Francisco Fernández sustituyó a Manuel Pastrana al frente del sindicato el pasado mayo
El sindicato valora que «anteponga los intereses de la organización a los suyos»
MANUEL Mª BECERROSILVIA MORENOSevilla Actualizado: 29/11/2013 13:24 horas
El secretario general de UGT Andalucía, Francisco Fernández Sevilla, ha dimitido este viernes por el escándalo de la financiación irregular del sindicato destapado por EL MUNDO. Así lo ha confirmado la dirección del sindicato a través de un comunicado hecho público hoy.
El anuncio por parte de la Junta de Andalucía de que reclamará al sindicato como mínimo 1,8 millones de euros por el desvío de ayudas otorgadas por la antigua Consejería de Empleo ha precipitado los acontecimientos, ya que Fernández Sevilla (con el beneplácito de Cándido Méndez) pretendía retrasar hasta el comité extraordinario del 9 enero la asunción de responsabilidades.
Según el comunicado emitido por el sindicato, «Cándido Méndez, secretario general de UGT, ha mantenido una conversación telefónica con Francisco Fernández Sevilla, secretario general de UGT-Andalucía, en la que éste le ha comunicado la decisión de dimitir en el día de hoy. Posteriormente ha trasladado por carta la decisión anticipada en la que se explica «que con esta decisión la Organización pueda seguir trabajando con mayor tranquilidad y clarificar todo para el buen hacer de la UGT».
«A la vez ha manifestado que en las fechas más próximas posibles se realizará un Consejo Regional de UGT Andalucía para valorar la actual situación del sindicato y asegurar su funcionamiento. La Comisión Ejecutiva Confederal de UGT valora la decisión adoptada por Francisco Fernández Sevilla en la que se anteponen los intereses de la Organización a los suyos propios, un comportamiento solidario, generoso y responsable que le viene caracterizando de siempre en su trayectoria sindical», concluye el escrito hecho público por la dirección del sindicato.
Sólo siete meses en el cargo
La dimisión de Fernández Sevilla obligará a crear una gestora. El ya ex secretario general apenas ha resistido en el cargo siete meses, los últimos cuatro zarandeado por el caso de las facturas falsas que ha negado contra todas las evidencias contables documentadas por EL MUNDO.
Este mismo viernes, el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, ha confirmado que la Junta reclamará al sindicato la devolución de 1,8 millones de euros correspondientes a dos ayudas que fueron concedidas por la Consejería de Empleo en 2009, siempre que el funcionario instructor que revisa el expediente concluye que las irrregularidades detectadas conllevan el reintegro aparejada, informa Europa Press desde Cádiz.
Esa cifra podría variar, sin embargo, a la luz de los resultados de la investigación abierta por el Gobierno andaluz tras las múltiples irregularidades detectadas y denunciadas por EL MUNDO.
La publicación de una sucesión de pruebas que demuestran el desvío sistemático de las ayudas de la Junta, la mayoría destinadas a la financiación de cursos de formación de parados, ha desembocado en una crisis sin precedente en el sindicato, que habría pagado con esos fondos comidas en la Feria de Sevilla, gastos de organización de las movilizaciones contra la reforma laboral y hasta una serie de maletines de piel con los que obsequió a los delegados del congreso celebrado la pasada primavera, y en el que Fernández Sevilla fue elegido para el puesto de secretario general tras la marcha de Manuel Pastrana. El escándalo ha sido mayor incluso tras conocerse que esos maletines fueron encargados a un proveedor previa indicación por escrito de la dirección del sindicato para que se ‘pirateara’ un modelo de la firma Salvador Bachiller.
Fuente: http://ow.ly/rigbo

54321
(0 votes. Average 0 of 5)