CONVENIO DE AHORRO….. OTRA VEZ PERDEMOS LOS MISMOS

By in
56

“Las partes asumen el compromiso de promover, en el ámbito de las entidades incluidas en el ámbito del presente convenio, la negociación de medidas alternativas a la extinción de contratos, con el fin de mejorar la competitividad y productividad en las empresas del sector, así como salvaguardar en la medida de lo posible el empleo en el mismo sector. Para ello, se recomienda a las partes, en los procesos de restructuración que puedan acometerse en el ámbito de las empresas, la utilización preferente de medidas de flexibilidad interna tales como la movilidad funcional y geográfica, la modificación de condiciones de trabajo, la reducción de jornada y la suspensión de contratos de trabajo.

Para conseguir los objetivos enunciados en el párrafo anterior, antes de acudir a los procedimientos legales previstos en los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores, las empresas abrirán un proceso previo y limitado en el tiempo de diálogo con las representaciones de los trabajadores para buscar las fórmulas que permitan minimizar el impacto de cualquier proceso de reestructuración en el volumen de empleo.

Tanto en los procesos de integración como en los de restructuración de entidades ambas partes se comprometen a negociar de buena fe.”

Esta es la propuesta literal de ACARL, y desde CIC no queremos engañar a nadie publicando algo parcial y que propagandísticamente pueda parecer lo que no es. Lo cierto es que esta cláusula no obliga a nada ni tampoco va a mantener el empleo, por eso desde CIC NO LA HEMOS ACEPTADO.

También nos venden como “contrapartidas” a la perdida salarial que van a firmar, lo que algunos llaman “Gobierno del Convenio”, (comisión paritaria y la creación de un observatorio sectorial) que parecen pesar mucho en el lado de la balanza de los beneficios, pero que no benefician a los trabajadores. Para CIC, son instrumentos que ya han demostrado su ineficacia en otros convenios y que se concretan en cantidades económicas y liberados para los sindicatos firmantes.

Por otro lado, NO ES DE RECIBO QUE los mismos sindicatos que van a firmar con la patronal incrementos, aunque mínimos, para el estado español, acepten la congelación salarial en las cajas de ahorro, en las que, para mas escarnio, nuestros directivos se reparten sueldos escandalosos.

Igual que NO ES ACEPTABLE que intenten vender como responsabilidad sindical, las cláusulas presentadas con…. recomendaciones……, preferentes……., minimizar….., etc., que no suponen, en la práctica, ninguna garantía de empleo ante las próximas fusiones.

Si los otros sindicatos se hubieran unido a nuestra exigencia de una verdadera “Cláusula de garantía del empleo” estamos seguros que se la habríamos arrancado a la patronal, de igual forma que los sindicatos de Iberia la han conseguido en su convenio. Por desgracia, una vez más, priman los beneficios a las organizaciones sindicales (más liberados y subvenciones) que la defensa de los trabajadores. Desgraciadamente es algo a lo que ya estamos acostumbrados.

versión.pdf

54321
(0 votes. Average 0 of 5)