Caja España quiere ahorrar 15,3 millones de euros rebajando complementos

By in
39

Ical | Valladolid
Actualizado martes 05/06/2012 20:07 horas

El Banco Ceiss, entidad financiera de Caja España-Duero, planteará el jueves a los sindicatos un paquete de medidas de ahorro, con rebajas algunos complementos y la eliminación de otros beneficios laborales, con el objetivo de reducir costes anuales por valor de 15,3 millones de euros, según figura en los planes de la entidad. La estrategia es situar los complementos y beneficios en los que marca el convenio colectivo vigente de cajas de ahorro y las medidas afectan no sólo a los empleados sino también a aquellos que se hayan prejubilado y mantengan estas condiciones.

El Banco Ceiss justifica estas medidas en la «situación de claro y grave deterioro económico y financiero» de la entidad que, además, «mantiene una estructura de mejoras retributivas y sociales que no existen en Unicaja» hasta el punto, según la comunicación, de que ellos costes del personal de la entidad castellana y leonesa es un 8% superior a la de la andaluza y que el coste medio por empleado es en la primera de 59.000 euros, frente a los 55.500 de la andaluza.

Con este panorama, los directivos de la entidad plantean a los sindicatos una reducción del complemento de antigüedad hasta llegar al 4% del salario base en doce pagas ordinarias, frente al 5% que tenía ahora sobre 18,5 pagas, en el caso de Caja España y el 4% sobre 18,5 o 20 pagas en el caso de Caja Duero. Según figura en la propuesta, para los empleados que tengan pactado contractualmente una cantidad anual global, ésta quedará reducida en el importe equivalente a la disminución del complemento de antigüedad.

Asimismo, la entidad pretende que los complementos que se consolidaron en el acuerdo laboral de fusión entre Caja España y Caja Duero y que tenían una «naturaleza funcional», es decir, estaban vinculados a una determinada situación o a un trabajo concreto, recuperen esta condición y dejen de percibirse cuando lo que los motivó ya no se produzca.

Entre los planes de la empresa, que pretenden que entren en vigor a partir del uno de julio de este año, figura también la supresión del seguro de salud, la cesta de navidad y la bolsa de vacaciones que pagaba la entidad. Del mismo modo, la ayuda a la guardería y la de formación a hijos de empleados se ajustarán a los importes del convenio colectivo «eliminando las mejoras sobre dicha cuantía que ha venido aplicando la entidad».

Desde el uno de julio también se ajustará la remuneración de saldos acreedores en las cuentas de los empleados y prejubilados a un tipo máximo igual al que trimestralmente publique el Banco de España para el cálculo de las aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos y se pretende también suprimir las aportaciones al Fondo Social por las comisiones o los gastos de las cuentas cobrados por los empleados.
‘Deterioro constante y persistente’

La entidad calcula que este paquete de medidas supondrá una reducción de costes para el Banco Ceiss de 15,3 millones de euros.

En la justificación de las medidas, la entidad asegura que durante los últimos tres años se ha producido «un deterioro constante y persistente de las magnitudes básicas del balance y cuenta de resultados de la entidad tanto en términos absolutos como en términos de comparación con otras entidades competidoras, lo que afecta gravemente a su competitividad y viabilidad».

El Banco Ceiss asegura que concurren causas económicas, productivas y organizativas para justificar que se adopten medidas «urgentes» tendentes a reducir los costes de personal «y, con ello, contribuir a la mejora de los resultados y la ratio de eficiencia» de la entidad, además de «adaptar su estructura de costes salariales a los estándares vigentes en Unicaja Banco».

 

54321
(0 votes. Average 0 of 5)