Caja España-Duero ultima ahora su fusión con Unicaja

By in
35

El grupo que preside Evaristo del Canto debe reforzar su capital en 463 millones para alcanzar una ratio de capital del 10%, nueva exigencia fijada por el Gobierno el pasado 18 de febrero. La fusión con una caja solvente se presenta como una opción preferible a acudir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) o a dar entrada en condiciones excesivamente ventajosas a algún inversor privado.

Fuentes del sector informan de que los contactos entre Unicaja y Caja España-Duero son impulsados por el PP. Esta formación espera ganar las próximas elecciones regionales tanto en Andalucía, territorio de Unicaja, como en Castilla y León. Por eso, prefiere favorecer esta fusión interregional en detrimento de la alternativa BMN, donde el poder político se ha diluido al provenir sus cuatro integrantes (Cajamurcia, Caixa Penedès, Sa Nostra y Caja Granada) de regiones gobernadas por distintos partidos.

Caja España-Duero mantuvo contactos con Unicaja antes de aproximarse a BMN pero, según indicaba ayer el Diario de León, las duras condiciones de la entidad malagueña hicieron preferible negociar con BMN, con la que aún no se han dado oficialmente por rotas las conversaciones. Ahora la situación ha cambiado. Braulio Medel, presidente de Unicaja, habría rebajado sus pretensiones iniciales y a esto se sumaría la presión que ejerce la Junta de Castilla y León sobre los gestores de Caja España-Duero.

Unicaja es una de las entidades de ahorro más solventes, pero su papel en la actual ola de fusiones ha sido secundario hasta la fecha. Solo ha absorbido a Caja de Jaén. Sus pujas por Caja Castilla-La Mancha (CCM) y Cajasur resultaron fallidas.

 

54321
(0 votes. Average 0 of 5)