Caja España-Duero se sienta a negociar los despidos mientras la fusión con Unicaja sigue en el aire

By in , ,
52

E.B.
La dirección de Caja España-Duero ha convocado para mañana miércoles a los sindicatos para iniciar el periodo de negociación previo contemplado en el último convenio colectivo, antes de abordar el proceso de reestructuración, que podría afectar a 1.500 trabajadores de la entidad.
 
La reunión con los representantes de los trabajadores se produce en un momento en que aún está en el aire el ansiado proceso de fusión con Unicaja, después de que la Comisión Europea haya exigido a la andaluza que asuma mayores riesgos en el proceso.
Si finalmente Bruselas no da luz verde al proceso, Ceiss, el banco de Caja España-Duero, será rescatado con la inyección de 604 millones de euros y posteriormente puesto en subasta. Además, a cambio de esta ayuda, la Comisión Europea exigirá una reducción del balance de la entidad del 30%, así como el cierre de 260 oficinas y el recorte de 1.500 empleos en un plazo de dos años.
En su momento, la fusión de Caja España y Caja Duero, que recibió 525 millones a través de un préstamo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ya vino acompañada de un expediente de regulación de empleo (ERE) de 846 trabajadores. Actualmente, la plantilla está conformada por unos 5.000 empleados, por lo que la nueva ronda de despidos afectará a un 30% del total.
Unicaja y Caja España-Duero llevaban negociando la fusión desde abril de 2011, pero el proceso se ha visto paralizado varias veces; la última, a finales del año pasado cuando el rescate de la entidad castellana aprobado por Bruselas, por valor de 604 millones de euros, dejó sin efecto el anterior principio de acuerdo.
El nuevo proyecto presentado ahora tampoco parece haber convencido a la Comisión Europea, que cree que la operación acarrea demasiadas ventajas para Unicaja sin que tenga que asumir riesgos.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)