Banco Mare Nostrum destrona a Popular como la entidad más eficiente de España

By in ,
27

Eduardo Segovia
El cierre de 2013 ha traído un cambio histórico en la banca española: el Popular ha dejado de ser la entidad financiera más eficiente de España, puesto que ocupa desde tiempo inmemorial. El trono ha pasado a manos de Banco Mare Nostrum (BMN), cuya reducción de tamaño a la mitad con el consiguiente recorte de costes le ha permitido alcanzar una ratio del 40,02% al cierre del ejercicio frente al 47,29% del banco que preside Ángel Ron. Por detrás de ambos se encuentran Unicaja, Sabadell, Bankinter y BBVA España, todos ellos por debajo del 50%. En el lado negativo destaca CaixaBank, con un 59,51%.
La eficiencia es la relación entre los gastos y los ingresos de un banco; es decir, cuántos euros tiene que gastarse una entidad para ingresar 100 euros. En consecuencia, cuanto más baja sea esta relación, mejor para un banco, porque será más eficiente. Técnicamente, se calcula como la suma de los gastos de explotación más las amortizaciones dividida entre el margen bruto.
Históricamente, los bancos han sido mucho más eficientes de las cajas de ahorros, cuyos fines supuestamente altruistas dejaban en segundo plano este tipo de conceptos. Al igual que en los ministerios, el control de costes no era prioritario. Dentro de los bancos, la palma se la llevaba siempre el Popular, donde la restricción de gastos está imbricada en el ADN de toda la plantilla hasta el punto de imprimir siempre por las dos caras o tener que recibir autorización para conseguir un bolígrafo.
Pero la crisis ha cambiado esta situación. Por un lado, los bancos han sufrido un duro recorte de sus márgenes por culpa de la caída del crédito y de los reducidos diferenciales de su cartera hipotecaria (aunque está mejorando con el descenso de la remuneración de los depósitos), lo que empeora la ratio de eficiencia por la lado del denominador: cuanto menor sea el margen, peor será la eficiencia aunque los gastos no crezcan.
El MoU dispara la eficiencia
Por otro, las cajas han mejorado mucho su eficiencia al convertirse en bancos. En especial las nacionalizadas, que han tenido que acometer durísmos ajustes de oficinas y plantilla como consecuencia de las condiciones impuestas por Bruselas en el MoU( Memorándum de Entendimiento) impuesto para el rescate español. Es el caso de BMN (propiedad del FROB en un 65%), que ha reducido su plantilla en un 52% entre el cierre de su red fuera de las regiones de sus cajas fundadoras (Murcia, Granada y Baleares) y la venta de ls sucursales de Caixa Penedès al Banco Sabadell.
Así, sus gastos han bajado de 825 millones en 2010 a 375 millones en 2013. El resultado es este sorpasso por parte de BMN, cuya ratio de eficiencia se sitúa en el 40,02% al cierre de 2013, frente al 47,29% del Popular. Esta entidad publica en su informe anual un 43,18% de lo que denomina «eficiencia operativa», concepto que no define. Hay que recordar que el banco que preside Ángel Ron tampoco ofrece una ratio de morosidad comparable al resto del sector, ya que su 14,27% se refiere al balance total del banco, no a su cartera crediticia como el resto de las entidades.
Unicaja, la sorpresa positiva; CaixaBank, la negativa
Por detrás de los dos líderes aparece Unicaja, con una eficiencia del 47,43% al cierre del tercer trimestre (no ha dado todavía datos del cuarto). Esto explica que su presidente, Braulio Medel, no quiera que su entidad se contamine con la ineficiente Ceiss, y de ahí que no se vaya a fusionar con ella sino a mantenerla como una filial independiente.
La ratio para el Sabadell es del 48,14%, para Bankinter se sitúa en el 49,43% y para BBVA España, en el 49,45%. Las demás entidades superan el 50%, aunque Bankia ha mejorado mucho la suya con el cierre de 1.000 oficinas, hasta situarla en el 52,48%. Supera incluso a Santander España, cuya eficiencia se encuentra en el 53,69%. Mucho más abajo aparece CaixaBank con el 59,51% (y si se incluyen los gastos extraordinarios de este ejercicio se dispara hasta el 72,2%), lo que parece dar la razón a los numerosos observadores que consideran que la entidad que preside Isidre Fainé tiene que acometer necesariamente un importante ajuste de capacidad.
Fuente: http://owl.li/tH2Xm

54321
(0 votes. Average 0 of 5)