Alaya investiga cuentas de UGT y CCOO en Madrid, Valencia y Valladolid

By in
51

La UCO quiere conocer el destino final de las ‘sobrecomisiones’ que pagaba la Junta
SEBASTIÁN TORRES ANTONIO SALVADOR Sevilla 20/02/2014
La titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, ha autorizado a la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) a recibir de cuatro bancos la información de los movimientos de cuentas de los sindicatos CCOO y UGT. Estas cuentas están abiertas en entidades financieras de Madrid, Valencia y Valladolid.
Los agentes de la UCO solicitaron a la juez estas autorizaciones para poder concretar a quiénes llegó el reparto de las «sobrecomisiones» que la Junta de Andalucía pagaba por los ERE. Según describe la UCO en un oficio remitido a Alaya, las compañías aseguradoras con las que se contrataban las pólizas de prejubilaciones pagadas por la Junta repartían entre intermediarios y sindicatos el sobrecoste de las operaciones, que la Junta había aceptado previamente.
En esa investigación, la UCO ha ido encontrando nuevas cuentas vinculadas a los sindicatos y, en concreto, estas cuatro: una cuenta a nombre de la Confederación Sindical CCOO abierta en una oficina del Banco de Valencia sita en la plaza de la Virgen de la capital valenciana; una cuenta a nombre de UGT de Valencia abierta en la oficina de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) de la calle Armando Palacio Valdés, también en Valencia; una cuenta a nombre de la Federación de Metal, Construcción y Afines [se deduce que la MCA de UGT de Castilla y León] abierta en la sucursal de la plaza Duque de la Victoria de Valladolid y una cuenta a nombre de la Federación Agroalimentaria [no consta por el momento si de CCOO o UGT] abierta en una oficina de Ibercaja Banco en Madrid.
En todos los casos, la UCO quiere conocer los movimientos hasta el 31 de diciembre de 2012, ante las sospechas de que esas cuentas recibieron ingresos procedentes de las aseguradoras u otros intermediarios que se beneficiaron de las «sobrecomisiones» que salían del fondo de reptiles de la Junta de Andalucía.
Alaya amplía así las pesquisas fuera de Andalucía sobre los fondos que habrían percibido los sindicatos por su papel de intermediación en los ERE financiados por la Junta.
En el auto, Alaya detalla que en el curso de la investigación que lleva a cabo la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil están apareciendo «nuevas cuentas de destino» a nombre de federaciones sindicales de CCOO y UGT, por lo que , «para poder culminar la encomienda realizada y completar el análisis», es necesario analizar los movimientos bancarios para determinar «el fin último dado a los fondos que nacen en la Administración andaluza».
El pasado 30 de enero, la titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla ya ordenó a CCOO y UGT del País Vasco que detallaran las cuentas bancarias «donde reciben ingresos, emiten pagos, domicilian recibos y cualquier actividad que esté relacionada con su contabilidad».
Además, la UCO ha remitido a la juez un listado extenso con todas las sociedades mercantiles en las que constan Alfonso, Francisco Javier, José María, Álvaro, Pablo y Zoilo Ruiz-Mateos, hijos varones todos ellos del empresario jerezano propietario de Nueva Rumasa e imputado en el caso ERE.
Fuente: http://owl.li/tQTEL

54321
(0 votes. Average 0 of 5)