A Unicaja se le atragantan las preferentes de CEISS

By in , ,
38

La oferta de canje de acciones se lanzará este mes, pero muchos ahorradores castellanos no han esperado para presentar demandas
10.09.13 – 01:01 – NURIA TRIGUERO | MÁLAGA
Después de más de dos años y medio de tortuosas negociaciones, pasos adelante y atrás, cambios normativos, ultimátums y otras vicisitudes, Unicaja afronta la recta final del camino hacia la absorción de la antigua Caja España-Duero sin un ápice de la euforia –o al menos satisfacción– que cabría esperar tras semejante periplo. La ‘culpa’ la tienen las participaciones preferentes de CEISS, que han venido siendo el principal escollo de la operación y hoy siguen atragantándosele a la entidad malagueña.
Resulta paradójico que pese a que Unicaja presume de ser una de las pocas cajas de ahorro que no vendió preferentes a sus clientes, esté sufriendo graves dolores de cabeza provocados por estos cuestionados productos de inversión. Y es que el goteo de demandas judiciales iniciado este verano por ahorradores castellanos para exigir la recuperación de su dinero va camino de convertirse en avalancha. Las primeras sentencias están dando la razón a los preferentistas, animando a muchos a seguir el camino de los tribunales.
Las asociaciones de afectados calculan que para final de año se habrán formalizado 15.000 querellas contra la antigua España-Duero . Y si esta previsión se cumple, difícilmente la entidad malagueña conseguirá el nivel de adhesiones a su oferta de canje de acciones que marcó como requisito imprescindible para quedarse con CEISS. Braulio Medel quiere lograr más de 1.200 millones de euros procedentes del cambio de las antiguas participaciones, ahora transformadas en bonos convertibles. Para ello, tres de cada cuatro preferentistas de CEISS tendrían que aceptar las condiciones de Unicaja, lo que les dejaría cerrada la vía judicial (la del arbitraje ya se la vetó el Banco de España).
Las demandas están llegando a los juzgados sin que se conozca aún cuál es la quita que sufrirán los preferentistas castellano-leoneses al convertirse en accionistas de Unicaja. Hay que recordar que esta merma será la segunda que se les aplicará sobre sus ahorros, después de la que ya les impuso el FROB al cambiarles sus participaciones preferentes por obligaciones convertibles.
A finales de agosto, el consejo de administración de Unicaja aprobó encargar a Ernst & Young, en calidad de «experto independiente», la elaboración de una auditoría que permita establecer la ecuación para canjear los bonos de CEISS por acciones de Unicaja entre las dos entidades. El plazo que tiene es de un mes, aunque si se plantean dificultades en ese cálculo la auditora puede pedir más tiempo. Una vez emitido su informe, la entidad malagueña lanzará su oferta definitiva y los ahorradores tendrán veinte días para aceptarla.
Mientras esperan noticias de Unicaja, las asociaciones de afectados por las participaciones preferentes de la antigua Caja España-Duero ya tienen su cálculo hecho: temen que la quita que intente aplicar la entidad malagueña ronde el 75%, lo que califican de inaceptable, puesto que a esta merma se suma el hecho de que no podrían hacer líquida su inversión hasta al menos 2016, que es cuando Unicaja ha anunciado que saldrá a Bolsa.
¿Qué pasará si Unicaja no obtiene el respaldo necesario de los preferentistas de CEISS? El proceso podría irse al garete, a no ser que el Banco de España lo evite proporcionando a la entidad malagueña un ‘colchón’ que le permita suplir esa merma de capital. Según fuentes del sector, Medel estaría negociando la obtención de 200 millones de euros. Días de tensa espera, pues, en Málaga y en Castilla y León.
Fuente: http://ow.ly/oJlvw 

54321
(0 votes. Average 0 of 5)