46 Consejeros de Caja España-Duero y Unicaja no estarán en el futuro banco

By in
56

 

Y es que los números no fallan. A los 34 miembros que componen el consejo de administración de la Caja de Castilla y León hay que sumarles los 27 que actualmente se sientan en el consejo de la entidad andaluza. Un cuadro de consejeros, el de Unicaja, que viene de la fusión que cerró con Caja de Jaén a mediados del 2010 y que está por un periodo transitorio de tres años. En el caso de España-Duero este periodo es para los próximos dos años.

Lo que no variará en ningún caso son el número de miembros de la asamblea de ambas cajas: 320, en el caso de la de Castilla y León y 190, en el de Unicaja.

Una vez que el Banco de España, que impulsa y respalda el proceso iniciado por ambas entidades, ya ha dado su visto bueno, los dos presidentes de Caja España-Duero y Unicaja, Braulio Medel y Evaristo del Canto, respectivamente, han continuado con las conversaciones con un único fin: presentar su alianza definitiva los días 14 o 15 del próximo mes de abril. El día 15 expira el plazo dado por el regulador del sistema financiero, aunque el proceso de las cajas castellana y leonesa y andaluza tendría aún más margen, si lo necesitaran. En cualquier caso, el Banco de España espera que esos días los consejos de ambas cajas aprueben su fusión definitiva. No se hará necesario esperar al voto de la asamblea.

Fusión o SIP. Desde el primer momento, en los inicios de las conversaciones entre Caja España-Duero y Unicaja, Del Canto y Medel siempre trabajaron con dos opciones de futuro: fusión o Sistema Institucional de Protección (SIP), también conocido como fusión fría, tal y como adelanto entonces DIARIO DE LEÓN. Ahora, casi dos meses después, ambos presidentes parecen decantarse por un SIP. La razón es sencilla. Según las fuentes a las que ha tenido acceso este periódico, de cerrar ahora una fusión tendrían tendrían que realizar una primera reducción en el Consejo de Administración de ambas entidades y tendría que bajar de los 61, que actualmente tienen entre las dos, a los 34 que permite la nueva Ley de Cajas aprobada el año pasado.

Por esta razón, siempre según esas mismas fuentes, la solución final apunta a que será un SIP, que al no ser más que una integración permite mantener la formación de los actuales consejos tal cual, es decir con 34 y 27 miembros cada uno.

Cinco meses para crear el banco. A partir del próximo día 15, cuando la alianza entre las cajas de Castilla y León y Málaga se haga efectiva ante el regulador del sistema financiero, se abrirá un perido de cinco meses en el que Evaristo de Canto y Braulio Medel, ya como consejero delegado ejecutivo y presidente de la nueva entidad resultante de la fusión, trazarán el camino a seguir para crear el futuro banco, en el que no podrán estar esos 46 consejeros sobrantes.

Hay que recordar que en el caso de la entidad malagueña, ya aprobó el pasado día 24, por unanimidad de su consejo, la constitución de una entidad bancaria para el ejercicio indirecto de la actividad financiera de la Caja, bajo el mantenimiento de su modelo actual de Caja de Ahorros generadora de Obra Social. Y, previamente, a principios de este mismo mes ya había registrado en el Banco de España cinco nuevas marcas para su posible banco de futuro: Unicajabanco, Bancounicaja, Unicajabank, Unibanco y Bankunión. Ninguna de éstas servirá, ya que no contiene ni una sola referencia a Caja España-Duero. Además, Evaristo del Canto tiene claro, y así lo ha hecho valer en la negociación con Medel, que el nombre de España debe ser prioritario en la nueva marca comercial del banco.

La creación del banco no hará perder su identidad como cajas de ahorro a España-Duero y a Unicaja, que mantendrán su Obra Social a pleno rendimiento.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)